Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidarios de Uribe presionan para aprobar el proyecto de reelección

El partido del presidente colombiano confía en lograr la aprobación del Congreso

Confiados. Así ingresaron ayer los uribistas a la sesión plena de la Cámara de Representantes, para la votación final sobre el referéndum que permitiría al presidente colombiano, Álvaro Uribe, optar a un tercer mandato consecutivo. "Tenemos los votos, hay que tener paciencia pues la oposición trata de dilatar el debate", señaló el representante Roy Barreras, horas antes de entrar en la sesión plenaria. Los legisladores del Partido Social de Unidad, al que pertenece Uribe, aseguraban ayer que contaban con 90 votos frente a los 84 necesarios para sacar adelante el referéndum.

Uribe ganó sus primeros comicios en 2002. Ya durante su primer mandato impulsó la modificación de la Constitución de 1991, que no permitía presentarse para dos mandatos consecutivos. En 2006 consiguió que se aprobara la reforma por la que se le permitía la reelección por una vez. Aunque Uribe no ha aclarado si desea presentarse a las presidenciales de mayo de 2010, sus partidarios están agotando todos los mecanismos legales para despejarle el camino.

La legislación vigente impide que Álvaro Uribe opte a un tercer mandato

La semana pasada, el uribismo sorteó el escollo del Senado. La oposición abandonó el recinto por considerar que los senadores uribistas estaban violentando la Constitución de 1991 y los partidarios del presidente ganaron 56 votos a favor y sólo dos en contra. Pero en la Cámara de Representantes las cuentas no estaban tan claras, ya que al menos 86 congresistas están siendo investigados por la Corte Suprema de Justicia por presunta prevaricación y, por tanto, impedidos para votar. No obstante, los uribistas aseguraban haber ideado una estrategia para que estos 86 representantes cuenten. Además, desde las filas uribistas se anuncia una demanda contra Germán Navas Talero -del opositor Polo Democrático Alternativo-, el congresista que denunció a sus compañeros. Los partidarios de Uribe le acusan de "perturbación de actos oficiales al impedir el pronto trámite del referéndum".

El primer intento de aprobar la consulta popular en el Congreso se celebró en la madrugada de ayer. Tras una sesión de ocho horas que algunos opositores calificaron de sainete, la votación se pospuso y su resultado se espera en cuestión de horas. Hay testimonios que aseguran que el Gobierno amarró los votos necesarios para sacar adelante este proyecto a base de prebendas. Por hechos similares, en la primera reelección de Uribe, hay congresistas detenidos y altos funcionarios investigados. "Si se aprueba hoy el referéndum, Uribe será candidato, será presidente y en cuatro años terminará el conflicto en Colombia", dice con absoluta certeza Roy Barreras.

Si la Cámara de Representantes da el visto bueno a la consulta popular, la iniciativa deberá someterse al examen de la Corte Constitucional, que tiene un plazo máximo de 90 días para emitir su dictamen, informa Efe. Navas espera que la Corte Constitucional "actúe en derecho", ya que asegura que entre las principales irregularidades del proceso destaca la ocultación de las cuentas de la campaña de la recolección de firmas para apoyar el referéndum.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de agosto de 2009