Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE cree inútil cerrar los colegios

Las medidas de contención no funcionan con la nueva gripe. Es la opinión unánime de todos los expertos. Con el nivel de pandemia alcanzado ya no son efectivas políticas como el cierre de los colegios. Ayer, la Unión Europea ratificó su postura en contra de esta medida. El comité de Seguridad Sanitaria de la UE descartó recomendar el cierre masivo de centros como una fórmula preventiva. Por lo menos "de momento", dicen. La eficacia de esta medida es "incierta" y habría que valorarla por su alto coste económico y social.

Sin embargo, el cierre "local" de determinados centros escolares donde se hayan producido infecciones sí puede llegar a ser efectivo para evitar la transmisión del virus H1N1. "La utilidad de esta medida depende de la rapidez de la acción", dice el comité, que forman expertos de los 27 países miembros de la UE. A pesar de esto, recuerdan, "para garantizar la eficacia de la medida, el cierre de las escuelas debe estar acompañado de otras medidas de prevención". También recomiendan, si se toma la decisión de cerrar aquellos colegios que están más afectados, impulsar otras formas para continuar con la educación de sus alumnos. "Los Estados miembros deberían adoptar medidas para limitar el impacto que puede tener el absentismo laboral de los padres, y para asegurar la continuidad de la educación", dicen.

La recomendación de la UE llega un día después de que Francia asegurase que se está planteando retrasar el inicio del curso escolar para evitar posibles contagios. No es el único. También Reino Unido e Italia están analizando esa posibilidad. España, de momento, rechaza la medida, sobre todo a título preventivo. La decisión de hacerlo depende exclusivamente de los Estados Miembros.

Tampoco es útil, dicen los expertos de la UE, suspender o restringir los viajes o los desplazamientos. Sí advierten de que aquellas personas que tengan síntomas de la enfermedad deberían quedarse en casa.

Por su parte el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de la UE (ECDC) dio ayer sus previsiones sobre la necesidad de vacunas. Según sus cálculos, un 29% de la población europea debería inmunizarse: niños y jóvenes, embarazadas, personas sanitario y de servicios básicos y enfermos crónicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 2009