Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Sanidad eleva un 50% la reserva de Tamiflu y estudia su venta libre

Ministerio y autonomías lanzan un mensaje de unidad ante la crisis de la gripe

Cohesión y unidad frente a la gripe. Es el mensaje que quiso transmitir ayer la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, al comparecer junto a los consejeros de todas las comunidades autónomas tras el Consejo Interterritorial de Salud dedicado al virus de la gripe H1N1. Allí, se anunció la compra de un nuevo contingente de antivirales (Tamiflu y Relenza) para luchar contra la enfermedad que ya ha causado más de 700 víctimas en el mundo. A los 10 millones de tratamientos completos que ya están en el país se suman ahora otros 5,4 que faltan por llegar (tres millones anunciados hace unas semanas y otros 2,4 adicionales). Así, España contará con 15,4 millones de tratamientos completos, un 50% más de lo previsto. Sanidad no descarta, además, que los antivirales puedan ser adquiridos "de manera libre" en las farmacias si la pandemia sigue su expansión a este ritmo.

En España ya hay 1.526 contagiados y 17 casos graves en cuidados intensivos

Se podrá recurrir a una bolsa de empleo del Inem para cubrir bajas por gripe

Jiménez explicó que antes de finales de agosto llegará a España un cargamento de dos millones de tratamientos de antivirales: "En los próximos meses llegarán otros 3,4 millones". Todos los tratamientos pasarán a formar parte de lo que se denomina la "reserva estratégica", una cantidad de fármacos de la que se ocupa el Ministerio de Sanidad y que se utilizaría si fuese necesario. También podría repartirse si alguna comunidad necesitase ampliar su propia reserva. Ahora mismo, el total de las autonomías cuenta con alrededor de 9,5 millones de tratamientos completos repartidos en función de su población y necesidades. Con esta última compra -de fármacos ya encapsulados y listos para su uso-, España dispondrá de tratamientos para más del 20% de la población.

Hasta ahora, la venta de antivirales estaba controlada. Sólo se pueden conseguir previa prescripción sanitaria y son los hospitales quienes facilitan los fármacos. Su venta en farmacias fue paralizada y los medicamentos retirados al inicio de la pandemia, a finales de abril. Jiménez explicó que se ha debatido con los consejeros su venta libre. "Esta posibilidad existe. Lo sabremos en octubre", dijo.

Porque la nueva gripe avanza a grandes pasos. En España ha afectado ya a más 1.526 personas. Además, hay 17 casos graves. Todos, aclaró la ministra, están hospitalizados en unidades de cuidados intensivos de sus respectivas regiones. Un dato que parece pequeño si se observa el hemisferio Sur, donde el invierno acentúa los efectos del virus y hace su supervivencia mayor. Por eso, ante un otoño que se pronostica muy complicado en el hemisferio Norte, Sanidad prepara junto a las comunidades nuevos planes de contingencia para la enfermedad. "Ante una mayor presión asistencial los protocolos deben obedecer a criterios comunes", explicó Jiménez, quien destacó la "lealtad" y "coordinación" de todas las autonomías para hacer frente a esta crisis sanitaria.

Así, las comunidades están replanteando sus planes de contingencia de la gripe. Documentos elaborados, en su mayoría, en 2006 ante la amenaza de gripe aviar. Éstos serán modificados para incluir nuevas medidas, como la creación de modelos de clasificación de pacientes que demanden asistencia por vía telefónica o presencial, planes para identificar los recursos humanos disponibles en caso de necesidad, el diseño de mecanismos de coordinación a nivel autonómico, nuevas medidas de protección de los trabajadores sanitarios y sistemas de evaluación que analicen el grado de respuesta de las medidas.

Además, Jiménez explicó que se está ultimando la guía de contención de la nueva gripe especialmente diseñada para empresas. El documento -elaborado junto a la patronal y los sindicatos- se prevé que esté listo este verano. Esta guía de consejos se envió hace dos meses a patronal, sindicatos y expertos del ramo para consensuar las medidas de actuación. Pero el proceso va lento y ya se han realizado seis borradores, sin haber cerrado el definitivo.

El primer borrador incluía medidas que los expertos habían definido como inviables. Consejos como recurrir a jubilados para cubrir las bajas, a pesar de que el marco legal español no lo contempla. "El primer ejemplar era muy precario, estaba mediatizado por la alarma y fue lanzado demasiado pronto", explican fuentes sindicales, que aseguran que estas incoherencias han sido ya eliminadas. El nuevo documento y previsiblemente el definitivo incluye medidas como que las empresas identifiquen el límite de trabajadores con los que puedan funcionar y recurran a una bolsa de trabajadores del Inem en la que se especifiquen las especialidades.

Uno de los puntos que no encuentra aún el acuerdo es la propuesta del teletrabajo, la opción para que los empleados continúen en sus puestos desde casa. Los sindicatos consideran que la guía no detalla cómo organizar este aspecto en sectores, donde el teletrabajo es inviable, como en fábricas o el sector transportes.

Aún no se sabe qué tasa de ataque tendrá esta gripe en las empresas. La estacional, dijo Jiménez, puede causar un 30% de bajas. Sin embargo, aclaró, los expertos aún no se aventuran a determinar si los efectos del H1N1 serán mayores. "Lo veremos cuando llegue el otoño", dijo. España no contempla por ahora tampoco el cierre de los colegios ni el retraso del inicio de las clases. "Con la información de que disponemos creemos que los colegios funcionarán con total normalidad. No hay elementos para tomar una decisión así", declaró la ministra.

A pesar de que algunos laboratorios han empezado a probar la vacuna contra el H1N1 en humanos, ésta no llegará, al parecer, antes de noviembre, tarde para el comienzo de la gripe estacional. Por eso, algunos consejeros han propuesto adelantar la campaña de inmunización de la gripe común. Así, dicen, no coincidirá con la nueva vacuna -si es que llega- y ayudará a inmunizar a algunos sectores de población. Ayer se acordó discutir un calendario de vacunación común de la gripe estacional. Será debatido en la Comisión de Salud Pública, que se reúne una vez a la semana.

Los grupos de riesgo a los que se vacunará con la nueva inmunización no están decididos. Sin embargo, Jiménez explicó que la Agencia Española del Medicamento ha recibido cuatro solicitudes para realizar ensayos clínicos con esta vacuna. España inmunizará al 40% de los ciudadanos. Por ahora descarta la compra de un nuevo lote de vacunas que incremente los 37 millones ya adquiridos. Sin embargo, Jiménez dijo que se trabajará en función de la expansión de la pandemia. "Todo aquél que necesite la vacuna la tendrá", aseguró.

Con información de Bernat García.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 2009