El primer día de la enfermera

Una enfermera joven, de veintipocos años. Que acababa de llegar a la UCI de neonatología. Sin experiencia, por tanto, en bebés prematuros como el hijo de Dalila, que nació por cesárea a las 28 semanas de gestación. Según el compungido gerente del Gregorio Marañón se trató de un "terrorífico error". Los sindicatos estaban ayer extrañados por la rapidez con la que el hospital informó de las causas de la muerte, sin esperar a una investigación. "Nos cuesta creer el error tan de bulto y tan imposible que se ha producido", afirmó el secretario general del sindicato de enfermería (Satse) de Madrid, José María Porras.

El error no parece estar relacionado con la falta de personal, coinciden las fuentes del hospital consultadas. En la UCI de neonatología se cumplían las ratios recomendadas: una enfermera por cada dos pacientes. Porras apuntó a dos cuestiones que tendrá que valorar la investigación: un "posible déficit de protocolo de suministro de farmacia" y la falta de especialización. "¿Qué nivel de especialización se le puede pedir si es su primer día en neonatos, si es una unidad de élite?", añadió. Un portavoz del Consejo General de Enfermería, que agrupa a los 240.000 enfermeros que trabajan en España, apuntó en esa dirección. "Habría tanta responsabilidad y negligencia por parte de la administración como de ella", afirmó Rafael Lletget. Los enfermeros llevan años pidiendo que se desarrollen las especializaciones. Un real decreto de 2004 establece siete especialidades de enfermería, pero aún no se ha desarrollado.

Más información

La enfermera, graduada en 2007, trabajó más de un año en el 12 de Octubre, en reanimación y cuidados intensivos. Entró en urgencias de la maternidad del Marañón en diciembre pasado. Llevaba un mes en hospitalización hasta que, anteayer, la destinaron a neonatología para suplir a otra enfermera. No tenía pacientes asignados, asegura Sanidad, pero cuando una urgencia requirió la atención del resto de personal, ella le puso la alimentación al bebé. Y se equivocó.

Aziza, madre de Dalila y abuela del bebé fallecido.
Aziza, madre de Dalila y abuela del bebé fallecido.GORKA LEJARCEGUI
Destrozado, al borde de las lágrimas, el director médico del hospital Gregorio Marañón, Antonio Barba, ha explicado lo ocurrido. Anoche, a las 9.00, una enfermera se equivocó y le puso la alimentación por vía intravenosa. Un error mortal. Los médicos se dieron cuenta una hora después y han estado toda la noche tratando de limpiar su sangre, pero ha sido inútil.AGENCIA ATLAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de julio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50