Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de enfermeros y auxiliares de enfermería piden la dimisión del gerente del Gregorio Marañón

Consideran que Barba "criminalizó" a la sanitaria que alimentó a Ryan sin esperar al resultado de la investigación

Alrededor de un centenar de enfermeros y auxiliares de enfermería del Hospital Gregorio Marañón de Madrid se han concentrado este viernes ante las puertas del centro para pedir la rectificación y dimisión del director gerente, Antonio Barba, por acusar de la muerte de Ryan a la enfermera que le administró la alimentación sin esperar al resultado de la investigación.

La enfermera, que según los sindicatos fue acusada "de forma temeraria" por Barba, se encuentra ingresada en un centro psiquiátrico privado tras lo ocurrido, ha contado Esther González, enfermera de Oncología del mismo centro, quien ha subrayado que no se puede "criminalizar" a la joven porque el problema es de organización del personal en la sanidad madrileña.

Otra de las enfermeras del hospital, Pilar, ha señalado que el error que se cometió con Ryan le "podría haber pasado a cualquiera" y que todo el colectivo de enfermeros se encuentra apesadumbrado por los hechos, pero que el gerente, con sus declaraciones, "culpabilizó a la chica sin haber investigado".

Lucía, enfermera que lleva treinta años ejerciendo la profesión, ha apuntado que el problema es la movilidad del personal que cada día se encuentra "en una planta diferente" y los contratos de tres meses "que se firman con el personal nuevo y que son escasos".

Los manifestantes han guardado un minuto de silencio en memoria de Ryan y en apoyo a su familia, para después leer un comunicado firmado por todos los sindicatos, con excepción del SIME, que no está de acuerdo con la petición de dimisión de Antonio Barba. En la nota, los sindicatos manifiestan que la muerte de Ryan se enmarca dentro de una "mala organización y planificación" del Gregorio Marañón, donde diariamente los profesionales del centro sufren "la presión asistencial continua, la insuficiencia de plantilla y movilizaciones forzosas arbitrarias del personal".