La crisis económica dispara las solicitudes de asistencia en Cáritas

Cáritas sabe muy bien lo que es ponerle cara a la crisis, ya que durante 2008 vio cómo iba subiendo el número de ciudadanos que acudían a sus oficinas en Euskadi en busca de ayuda. La entidad atendió en Vizcaya a más de 11.000 personas, lo que supone un incremento del 12% respecto a 2007. La afluencia de personas "se disparó" a partir del verano del año pasado, cuando la economía entró en barrena y empezó a crecer el número de desempleados.

Los sistemas relacionados con la protección más básica (ayudas económicas y soporte) son los que han registrado un mayor aumento de demanda (20%). Aunque los extranjeros extracomunitarios continúan formando el mayor grupo de solicitantes (63%), el incremento de altas nuevas ha sido más acusado en el colectivo de personas autóctonas. También se aprecia más presencia de hombres, si bien la pobreza sigue teniendo mayoritariamente cara de mujer. La edad media de la población atendida ha bajado un año, hasta situarse en los 35,6 años.

La tendencia es similar en Guipúzcoa, que presentará hoy su balance definitivo, y Álava. En este último territorio, Cáritas atendió a 5.632 personas, un 9,4% más que en 2007. Las personas que acudieron a sus despachos, la mayoría mujeres, demandaron principalmente trabajo o vivienda. Muchos de los ciudadanos atendidos carecen de recursos suficientes y, en muchos casos, desconocen el castellano, lo que hace más difícil que mejoren su situación, según alertó ayer la entidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de junio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50