Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Un tercer colegio en Madrid envía a los niños a casa por la gripe

Ya son 15 los casos confirmados en una guardería y los dos centros de Leganés

Deprisa y algo desconcertados. Así llegaban los padres a la escuela infantil La Locomotora (Madrid) a las cinco de la tarde de ayer. Algunos ignoraban para qué habían sido convocados, pese a que la Consejería de Sanidad ya había informado de un caso confirmado de nueva gripe en la guardería, el de un pequeño que viajó recientemente a Estados Unidos, y de seis en estudio. "Simplemente nos han dicho que vengamos", decía una madre antes de entrar, nerviosa por la presencia de los periodistas. El director del centro bajó todas las persianas y la reunión se prolongó durante más de una hora.

Sobre las 18.30 y ante la expectación vecinal comenzaron a salir los padres, pero muy pocos quisieron hablar. "Todos están bien, no van a cerrar el colegio, el miércoles les traemos", fue lo único que declaró una madre. Comunidad y Gobierno recomendaron que los niños no asistan a la escuela hasta el próximo lunes 8 de junio. Sin embargo, permanecerá abierto para aquellos que quieran llevar a sus hijos.

Los padres de alumnos se quejan de que se reaccionó tarde

La comunidad y el ministerio dan cifras distintas de afectados

El brote de nueva gripe en La Locomotora se suma a los dos detectados en el instituto Isaac Albéniz y en el colegio público Pío Baroja, ambos en la localidad madrileña de Leganés. En el instituto se han elevado de dos a 13 los casos confirmados. Otros 30 alumnos están en estudio. En el colegio, próximo al Isaac Albéniz, hay un caso confirmado y otro bajo investigación.

Desde el pasado domingo, Loli sólo puede ver a su hija provista de mascarilla y guantes. La joven, de 16 años y alumna del Isaac Albéniz, permanece desde entonces ingresada en el Hospital Carlos III. "En todo momento ha estado tratada para la gripe A, que se le ha complicado con una neumonía", explica la madre, aún sorprendida porque el Ministerio de Sanidad sólo admitiese el lunes dos casos confirmados en el centro educativo, cuando su hija estaba ya en el hospital.

La odisea de la joven comenzó el pasado jueves por la tarde, cuando notó los primeros síntomas de la enfermedad: dolor muscular y tos. "No le di importancia. Pensé que sólo estaba cansada", recuerda Loli desde la habitación de la sexta planta en la que permanece su hija. Pero un día más tarde llegó la fiebre. El domingo, el problema se agravó con una insuficiencia respiratoria.

"Desde ese día no puedo pasar a verla sin mascarilla y guantes. Los médicos van también con trajes especiales", insiste, con una mezcla de preocupación y airada indignación. "¡Y eso que nos dicen que hagamos vida normal!", exclama al instante.

Como Loli, decenas de padres del instituto Isaac Albéniz y del colegio Pío Baroja, ambos cerrados a cal y canto durante la jornada de ayer, se muestran entre temerosos y contrariados. Por un lado, no entienden por qué el instituto no se cerró cuando se conoció el primer caso de contagio, hace más de diez días. Por otro, no comprenden el motivo por el que, si era necesario cerrar durante el día de ayer, hoy vuelvan a reabrirse las aulas.

Carmen, Ana e Isabel discutían a mediodía a la sombra de un árbol frente al Isaac Albéniz sobre si permitir que sus hijos acudan hoy a clase. "No las tenemos todas con nosotras. Somos muchas madres y padres en esta situación y apenas existe información y, la que hay, es contradictoria", convenían entre ellas, mientras algunos jóvenes pululaban para captar la atención de algunas cámaras de televisión apostadas en la zona.

La lógica preocupación de los padres se está viendo incrementada por el baile de cifras institucional sobre los contagios. Si ayer por la mañana la presidenta regional, Esperanza Aguirre, hablaba de "26 casos confirmados" en el Isaac Albéniz, por la tarde el Ministerio de Sanidad informaba de 13 en el instituto, uno en el Pío Baroja y otro en La Locomotora. Poco después, en la reunión de los padres con los consejos escolares de los dos centros de Leganés, se informaba de 22 casos confirmados en ellos. "Nos están mareando, cada vez escuchas un dato diferente", se quejaba la madre de una alumna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de junio de 2009