Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro resiste en la tormenta

Los títulos editados en España aumentan un 20% y las ventas se mantienen

Los apocalípticos que anunciaban el inminente final de la era de Gutenberg tendrán que esperar. Así lo demuestran las estadísticas que revelan que el número de títulos editados en España en el año 2008 aumentó en un 19,8% con respecto al año anterior y alcanzó los 75.933, lo que representa el mayor incremento en la última década. El número total de ejemplares editados llegó a los 255,5 millones, según difundió ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

"Está claro que no es lo mismo comprar un libro que un coche. Así pues, nuestro sector aguanta gracias al ocio barato que significa un libro y gracias al empuje de las ediciones de bolsillo". Los comentarios de Juan González, director general de contenidos de Ediciones Santillana, son extensibles a otros responsables del sector, tanto de sellos grandes como medianos o pequeños, que añaden que las ventas más o menos se mantienen a pesar de la grave crisis económica. "No obstante", explica González, "me ha sorprendido un tanto ese enorme aumento de títulos que no sólo cabe achacar a la proliferación de editoriales pequeñas y de publicaciones institucionales. Habrá que estudiar el fenómeno. De cualquier modo, nosotros decidimos hace unos años reducir el número de novedades para editar, difundir y comercializar mejor".

"El sector editorial aguanta porque es ocio barato", señala Juan González

El incremento de títulos viene, sin embargo, acompañado de una reducción en las tiradas medias de un libro en España que han descendido casi un 5% de forma tal que se situaron en unos 3.000 ejemplares. "El sector se muestra prudente", señala Manuel Fernández-Cuesta, responsable de Península, una editorial de tamaño medio. "Por ello", agrega, "las tiradas son más bajas y eso evita, en parte, las altas devoluciones de los libreros. En cualquier caso, el libro resulta un valor seguro, un producto no perecedero con una buena relación calidad-precio". Las cifras optimistas de España no figuran como una excepción en el marco de la UE y, ayer mismo, la edición europea de International Herald Tribune remarcaba que las ventas de enero pasado se han incrementado en más de un 2% con respecto al mismo mes de 2008 en países tan potentes en la economía y en la cultura como Alemania y Francia. En una palabra, el libro se ha convertido en un refugio para tiempos de crisis y los aficionados a la literatura demuestran que siguen fieles a un hábito cultural y de ocio muy arraigado. Es más, a juicio de muchos editores todo apunta a que la buena salud del libro se mantendrá en los próximos años a pesar de la crisis.

"No cabe duda", afirma Javier Santillán, de la pequeña editorial Gadir, "de que el libro supone un refugio en tiempos de crisis y quizá sea este sector el último que se resienta en una crisis. No quiero pecar de ingenuo, pero creo que la buena tendencia se mantendrá". Dicho esto, Santillán lanza su cuarto a espadas en un tema determinante en el mundo editorial: la sobreabundancia de títulos. "Me parece una barbaridad", comenta el responsable de Gadir, "el exceso de títulos en el mercado español, algo que ya es endémico. Los grandes grupos editoriales publican muchos títulos. Con algunos libros aciertan y ganan mucho dinero, pero con muchos otros textos fracasan y llevan los ejemplares a la guillotina. Antes de destruir libros, yo prefiero hacerme el haraquiri. De lo contrario, no me dedicaría a esta profesión".

Los expertos subrayan que es evidente que cada vez más gente escribe y desea publicar. Y ese signo cultural saludable implica la paradoja de que muchos libros acaban en la guillotina.

Primacía catalana

- Cataluña es la comunidad autónoma con mayor producción editorial, seguida de Madrid y Andalucía.

- El 27,9% de los títulos editados corresponde a la categoría de literatura, historia y crítica literaria.

- El número de títulos para niños aumento un 15,5%.

- El 77% del total de títulos se publicó en castellano, un 11% en catalán y el resto, en gallego, euskera y otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de marzo de 2009

Más información