Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paralizado sin plazo el puerto canario de Granadilla

El puerto industrial de Granadilla (Tenerife), con una inversión prevista de 380 millones, seguirá paralizado indefinidamente. Así lo notificó ayer el Tribunal Superior de Justica de Canarias, que dio la razón a la asociación ecologista Ben Magec y paralizó las obras de forma cautelar para preservar una planta marina protegida, la Cymodocea nodosa (o seba).

El Tribunal, en un auto pionero, accede a la petición de Ben Magec, que recurrió la orden autonómica por la que se desprotegía el bosque submarino frente al puerto. Los ecologistas sostenían que esa decisión se tomó en contra de los informes técnicos.

El Tribunal sostiene que "la relación causa-efecto entre la construcción del puerto y el peligro de destrucción" del sebadal "no ofrece dudas". El auto destaca que las dos partes han presentado "sólidos argumentos" y que entiende "los importantes perjuicios" que causa si para el puerto y dentro de unos meses da la razón a la consejería. Pero aún así considera que ese perjuicio "no puede prevalecer sobre el riesgo de daños al medio ambiente" y prolonga indefinidamente la suspensión cautelar.

Además, deniega la reclamación del puerto de que los ecologistas avalasen con 31,873 millones su recurso y añade que "el daño irreversible al ecosistema marino [que causaría el puerto] no es cuantificable".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009