Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos movilizan a sus fieles frente a las leyes que "van contra el orden natural"

La jornada por la familia, contra el matrimonio gay, el aborto y Ciudadanía

"No queremos molestar a nadie", ha dicho el obispo auxiliar de Madrid, César Franco, sobre la masiva celebración eucarística que tendrá lugar esta mañana en la madrileña plaza de Colón bajo el lema La familia, gracia de Dios. La convocatoria es una iniciativa del cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco, que el año pasado convirtió un acto parecido en una dura manifestación contra el Gobierno socialista.

El obispo auxiliar de Rouco cree que "para muchos, cuando se habla de Iglesia, se piensa sólo en el culto", cuando en realidad "la Iglesia tiene todo el derecho a manifestar lo que cree y lo que piensa". "¿Por qué no va a poder decir su pensamiento, decir que hay leyes que atentan contra el orden natural? Tenemos todo el derecho del mundo, como pastores y como fieles". Prácticamente la mitad de los obispos en activo acudirán hoy a Madrid, para arropar a su líder. Los organizadores hablan de unos 35. El resto ha organizado actos parecidos en sus diócesis, como los cardenales de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, y de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo. Tampoco estará allí el obispo de Bilbao y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez. Pero todos comparten el objetivo de la concentración. En su opinión, en la actualidad hay un "intento de disgregar y difuminar" la familia rechazando "el modelo natural" y socavando sus "fundamentos naturales".

Señalando a la familia como "un problema fundamental", el acto de hoy es una protesta además, como el año pasado, por la legalización del matrimonio homosexual, la despenalización del aborto y por la entrada en vigor de la asignatura Educación para la Ciudadanía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de diciembre de 2008