La reforma del CSIC puede "nacer muerta", dice CC OO

El sindicato critica por "burocrática" la fusión de organismos

El esquema de reestructuración de los organismos públicos de investigación (OPI), recogido en el borrador de la nueva ley de la ciencia, propuesta por el Ministerio de Ciencia e Innovación (Micinn), "supondría iniciar una reforma burocrática por las alturas", según un comunicado de las secciones sindicales de Comisiones Obreras en los OPI. Dicho borrador de la ley supone fusionar los seis organismos de investigación de ese ministerio, bajo un superCSIC con tres divisiones (Ciencias de la Vida, Ciencias y Tecnologías de la Materia y Ciencias Humanas y Sociales). CC OO propone una integración por etapas de los OPI con paulatina convergencia.

"La ley de la ciencia que se está elaborando requiere un debate nacional más amplio en sus objetivos y de una negociación con los agentes sociales de los contenidos, formas organizativas y políticas de recursos humanos", afirma el comunicado sindical hecho público ayer. "Si se hurta este debate, la ley puede nacer muerta y sin el respaldo social que la actual crisis hace aún más necesario".

Críticas por la falta de debate y la precipitación en torno al proyecto
Más información
Ciencia quiere que el CSIC absorba seis organismos de investigación

La inquietud respecto del borrador se puso de manifiesto en la reunión mantenida el pasado martes por el presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, con los directores de los institutos de dicho organismo, unos 130. A las preguntas acerca del borrador de la nueva ley, Rodrigo respondió que "tiene que ser positiva en la reorganización de los OPI y en la organización de una carrera científica y en el desarrollo de la técnica y la de gestión. Queda aún mucho camino por recorrer en esto".

La falta de debate y la premura en la redacción del borrador por parte del Micinn ha recibido críticas en el ámbito científico. "El esquema de las tres divisiones no tiene sentido" o "el problema necesita reflexión", son algunos comentarios recogidos. Dado que el CSIC está ahora desarrollando su recién estrenada condición de agencia, la perspectiva de otra reestructuración desconcierta a muchos.

Un grupo de 25 expertos nombrados por el ministerio está debatiendo el borrador de la ley (el día 23 se reunirá de nuevo). CC OO criticó "la ausencia en el grupo de trabajo de representantes de la Secretaría de Estado de Universidades, del Ministerio de Industria y de todos los OPI", lo que "supone una limitación clave en cuanto al ámbito y ejecución de los contenidos de la ley".

Dicho sindicato puntualizó: "Si se trata de una ley de la ciencia que abarca al conjunto del sector público, ¿por qué no se incluyen en la propuesta sobre las nuevas divisiones con personalidad jurídica propia al resto de organismos y centros tecnológicos existentes en la Administración General del Estado, no adscritos al Micinn? Y más crucial aún: ¿cuál es el papel que va a jugar la Universidad en este proceso?".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS