Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los papeles de Alcalá-Zamora como objeto de trapicheo

Un empresario intentó vender 1.200 valiosos documentos del presidente de la Segunda República 'perdidos' hace 70 años

Más de mil cartas personales y documentos oficiales. La recuperación de los papeles de Niceto Alcalá-Zamora, presidente de la Segunda República entre 1931 y 1936, que habían sido robados durante los días revueltos del comienzo de la Guerra Civil en Madrid, pueden poner los dientes largos a los historiadores. Y conmover a sus descendientes.

Será ahora la justicia la que dirimirá a quién pertenecen los legajos, según el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, que corroboró que los documentos rescatados resultan "muy valiosos". "Hay documentación personal y otra de Estado. Lo razonable es conservarlo, digitalizarlo y hacerlo accesible", dijo.

Los centenares de documentos y manuscritos han emergido ahora, 70 años después de su desaparición, en Valencia, que fue la sede del Gobierno republicano en 1937. Los papeles fueron robados, según explicó el propio Alcalá-Zamora en unas memorias reconstruidas en el exilio, de su caja fuerte en un banco de Madrid al inicio de la Guerra Civil. "Es de suponer que viajaran con las autoridades republicanas a la capital valenciana" en 1937, conjetura el historiador Julio Gil Pecharromán, autor del libro Niceto Alcalá-Zamora. Un liberal en la encrucijada (Síntesis).

Los originales desaparecieron en 1936 de la caja fuerte de un banco

"Los papeles arrojarán luz sobre su destitución", dice un historiador

Los papeles han sido recuperados por la brigada de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil, tras ser alertada por una de las nietas de Alcalá-Zamora sobre el contacto establecido por el empresario que guardaba los originales con un historiador. La incautación se produjo durante una cita en un bar cercano a la plaza del Ayuntamiento de Valencia entre el empresario y el historiador al que quería tantear para vender los documentos. El aspirante a vendedor, que no ha sido detenido, tenía en su poder 1.200 documentos inéditos del presidente Alcalá-Zamora que había heredado de su padre, informa Europa Press. La Guardia Civil presentó ayer en una de sus sedes madrileñas el material intervenido. Entre el material incautado están las memorias originales de Alcalá-Zamora -después las reconstruyó en el exilio recurriendo a sus recuerdos-, diarios manuscritos, discursos, conferencias, correspondencia entre el presidente y altos cargos de la República, así como responsables políticos de Portugal y miembros de la realeza. Hay también manuscritos modificando su testamento o informes sobre el traslado de tropas y bombardeos en el frente de la revolución de Asturias (1934). Puede haber también, según los estudiosos del político conservador, actas de las elecciones de 1936, que ganó el Frente Popular.

"No digo que a la luz de estos documentos haya que reescribir la historia de Alcalá-Zamora o de la República, pero sí tienen un innegable valor histórico", apunta Gil Pecharromán. De los papeles intervenidos, el historiador destaca los dietarios o memorias que el político moderado redactó en aquellos años al calor de los acontecimientos. El valor de los textos recuperados reside en que fueron escritos antes de la contienda civil española, por tanto "no están mediatizados por experiencias posteriores", prosigue el historiador.

Gil Pecharromán sostiene que la documentación fue requisadas por el aparato policial republicano al estallar la guerra. Alcalá-Zamora fue depuesto como presidente en abril de 1936 a iniciativa de la izquierda. "Creo que los papeles arrojarán luz sobre su destitución. Él era un representante de la tercera España, que no se identifica con ninguno de los dos bandos", concluye Gil Pecharromán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2008