Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
30º aniversario de la Constitución

Los partidos defienden cambios en la Constitución que impiden el consenso

Zapatero y Rajoy tienen discrepancias de fondo en la revisión que ambos proponen - El acuerdo de 1978, que aprobó la norma con sólo 6 votos en contra, parece hoy inviable

La norma básica de la democracia tiene goteras pero nadie quiere taparlas ante el riesgo de que se hunda el edificio. Todas las formaciones políticas que consensuaron en 1978 el texto de la Constitución Española coinciden ahora, 30 años después, en que algunos artículos han quedado desfasados, otros están obsoletos y algunos más sería conveniente cambiarlos. Pero no existe el mínimo grado de consenso para garantizar una reforma constitucional tranquila y sin sobresaltos en la presente legislatura. En la pasada (2004-2008), con una propuesta concreta impulsada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para retocar cuatro aspectos de la Constitución, tampoco fue posible. Ni siquiera se pudo iniciar el proceso.

Treinta años después, la Constitución parece inamovible porque los mecanismos de reforma que incluyó la Ley de Leyes obligan a un amplio consenso (el voto de al menos 210 de los 350 diputados) que sólo existe en uno de los múltiples asuntos que se quieren reformar: la eliminación de la discriminación a la mujer en el capítulo que regula la sucesión de la Corona. Además, ningún partido político quiere impulsar la reforma en exclusiva del capítulo de la Corona para no someter a la Monarquía a la tensión de un referéndum. Mientras el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está dispuesto a negociar una reforma más amplia, aunque limitada, de la que propuso hace cuatro años, no quiere oír hablar de la propuesta del líder del PP, Mariano Rajoy, para blindar las competencias estatales de manera que se eviten nuevas tentaciones autonómicas para asumir más poder. Con estas discrepancias de fondo, el proyecto del Gobierno socialista de cambiar la Constitución, que cumple ya cuatro años, parece cada día más condenado al fracaso.

100 SESIONES PARA SACAR ADELANTE LA LEY DE LEYES

- Tras las elecciones generales del 15 de junio de 1977, el Congreso crea una Comisión Constitucional encargada de redactar un proyecto de Constitución.

- La Comisión Constitucional nombra a siete ponentes, los padres de la Constitución: José Pedro Pérez-Llorca, Gabriel Cisneros y Miguel Herrero Rodríguez de Miñón (UCD), Gregorio Peces-Barba (PSOE), Manuel Fraga (AP), Jordi Solé Tura (PCE) y Miquel Roca (Minoría Catalana). Se reúnen en 29 sesiones, a puerta cerrada, entre agosto y diciembre de 1977, hasta alumbrar un anteproyecto el 5 de enero de 1978.

- Las enmiendas a ese texto fueron más de 3.000. Comienza entonces el debate en la Comisión Constitucional, que se desarrolla en 24 sesiones entre los meses de mayo y junio.

- El pleno del Congreso debate el dictamen en 12 sesiones, lo aprueba el 21 de julio y lo envía al Senado.

- En la Cámara alta, el texto recibe otras 1.254 enmiendas. El debate tiene lugar a lo largo de 17 sesiones en comisión, y otras 10 en pleno, entre agosto y octubre. Sus conclusiones son reenviadas al Congreso el 13 de octubre.

- Al producirse discrepancias entre los textos aprobados por Congreso y Senado, tuvo que constituirse una Comisión Mixta de diputados y senadores encargada de buscar el consenso en torno a un único proyecto. Lo hizo a lo largo de dos semanas, a puerta cerrada.

- Tras 15 meses de trabajo y un centenar de sesiones parlamentarias, el proyecto de Constitución es sometido a votación nominal y pública en las dos Cámaras el 31 de octubre, resultando aprobado con el 94% de los votos.

- Los españoles votaron la Constitución en referéndum el 6 de diciembre de 1978. El 88% de quienes votaron dijo sí. Uno de cada tres españoles se abstuvo.

- El Rey sancionó el texto durante la solemne sesión conjunta del Congreso de los Diputados y del Senado el miércoles 27 de diciembre. Fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el 29 de diciembre de 1978.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008

Más información