Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MARIANO RAJOY | Presidente del Partido Popular | 30º aniversario de la Constitución

"La revisión más necesaria es la de la sucesión de la Corona"

Pregunta. ¿Habrá reforma de la Constitución esta legislatura?

Respuesta. Desde luego no parece que figure entre las prioridades del Gobierno. Sea como fuere, lo más importante para mí en este asunto es el procedimiento y la voluntad de consenso con que se aborde. Creo que el Gobierno cometió un grave error la legislatura pasada al renunciar al procedimiento sugerido por el Consejo de Estado. Ahora estamos en una nueva legislatura pero mi posición en este asunto es clara y conocida por todo el mundo; las grandes cuestiones de Estado han de estar pactadas por los dos grandes partidos de Gobierno, los que representamos a más del 90% de la ciudadanía. Eso es lo que da estabilidad y solidez a nuestra arquitectura institucional.

P. ¿Hay que reformar más apartados que los propuestos por el Gobierno en la anterior legislatura (Corona, Senado, denominación de comunidades autónomas y Constitución Europea)?

R. Creo que la reforma más necesaria, no tanto por su aplicación práctica, sino por lo que supone de contenido político es la referida a la [sucesión de la] Corona. Para mí más importante que despejar hipotéticas incertidumbres sobre la línea sucesoria del Príncipe de Asturias, es eliminar una rémora de desigualdad que aún permanece en el texto. A partir de ahí, me parece que lo realmente urgente es hacer las cosas bien, en este caso, que lo que hagamos sirva para generar certidumbre y no inestabilidad, pero también recuerdo que el Consejo de Estado ya dijo en su día que sí convendría incluir en la reforma el Título VIII para clarificar las competencias.

P. ¿Las reformas estatutarias han dado lugar a una Constitución ya reformada sin necesidad de retocarla?

R. Siempre consideré que el Estatuto de Cataluña suponía una reforma encubierta de la Constitución sin cumplir los mecanismos previstos para ello, por eso presentamos en su día el recurso al Tribunal Constitucional. El principio de bilateralidad en las relaciones entre Cataluña y España es el asunto medular porque limita el ejercicio de la soberanía nacional en una parte del territorio nacional y eso tiene consecuencias prácticas que ya se están notando, por eso considero realmente urgente que se produzca cuanto antes el fallo del Tribunal Constitucional sobre este asunto. Se trata ya de una cuestión elemental de responsabilidad y sentido común; no se puede mantener la incertidumbre sobre el modelo del Estado durante casi tres años.

P. ¿Cree usted que habría que blindar las competencias estatales en la Constitución o esos apartados hay que mantenerlos como están?

R. Creo, al igual que el Consejo de Estado, que convendría clarificar las competencias y ordenarlas, sobre todo desde un punto de vista práctico; para que los ciudadanos sepan claramente qué depende de cada administración. Eso empieza a ser una necesidad urgente en el ámbito económico; todos los agentes económicos vienen reclamando desde hace tiempo algún tipo de actuación en materia de unidad de mercado. En cuanto a los blindajes, francamente, creo que lo realmente útil sería blindar el proceso, para que no se intente hacer reformas encubiertas como ha sucedido la legislatura pasada.

P. ¿Si finalmente el Constitucional rechaza el recurso contra la ley del matrimonio homosexual, habrá que cambiar la Constitución para actualizarla?

R. Si el TC rechazara el recurso quería decir que la ley es acorde a la Constitución y por tanto no sería necesario cambiarla. Si, por el contrario y como yo espero, el Tribunal lo estima, lo que habría que cambiar sería la ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008