Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España incumple casi la mitad de las reformas propuestas por la OCDE

El organismo insta a modificar las pensiones y la financiación autonómica

España hace poco caso a los consejos del club formado por los países más ricos del mundo. El Gobierno español "no ha hecho nada" en 20 de las 49 indicaciones que ha emitido la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para mejorar su estructura económica, según un informe del organismo. "Recibimos muchas indicaciones de todos los organismos internacionales, no podemos cumplir todas", aseguran fuentes del ministerio de Economía.

La OCDE presentó el pasado miércoles un informe monográfico sobre la economía española. En éste se anima a España a emprender reformas estructurales, como la flexibilización del mercado laboral o mejoras en el sistema educativo. Pero el documento también repasa el grado de cumplimiento de las reformas pendientes y sugeridas por la OCDE en ediciones anteriores. El balance no es muy bueno. España sólo ha cumplido algo más de la mitad (60%). En el resto, "no ha hecho nada", señala fríamente el informe.

El Gobierno replica que ya ha puesto en marcha muchas recomendaciones

La institución sostiene que se han ignorado 20 de sus 49 consejos

"Hay cuestiones que no son vitales, pero otras son muy importantes", precisa Andrés Fuentes, economista jefe de la institución que agrupa a los 30 países más industrializados del mundo y uno de los autores del Estudio Económico de España 2008.

La OCDE emitió 49 recomendaciones, que engloban reformas de política fiscal (9), sector público (7), mercado de la vivienda (3), capacidad de recuperación de la economía (2), políticas de innovación (5), educación de nivel superior (5), condiciones para la iniciativa empresarial (2), mercado laboral (3), y funcionamiento de los mercados (13).

Fuentes destaca dos incumplimientos clave: "Las reformas de las pensiones y la mejora de la financiación autonómica". El economista de la OCDE considera que "es necesaria una reforma en el sistema de pensiones porque si no entrará en déficit. Es una medida importante para el sostenimiento de las finanzas públicas". Entre las soluciones propuestas por el organismo internacional, destaca la "ampliación del periodo de cotización y que las prestaciones se basen en el tiempo de vida laboral de los trabajadores". Es uno de los asuntos en los que el Ejecutivo no ha hecho nada, según el informe. "Se está avanzando. Se quiere hacer dentro del Pacto de Toledo, con la participación de todos los agentes sociales", justifican desde Economía.

Otro de los puntos fundamentales, según el experto, es la mejora de la financiación autonómica. "Los cambios demográficos deben tener más peso en el reparto de las transferencias y no sólo en cuanto al volumen de la población, sino también respecto a su composición", defiende Fuentes. Y explica que "no es lo mismo una región con muchos mayores o con muchas familias con hijos, pues suponen más gastos". Según el informe, España no ha avanzado nada en este ámbito. Sin embargo, el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, está impulsando una reforma del sistema de financiación de las comunidades autónomas. En las próximas semanas su departamento emitirá un borrador que será negociado entre los representantes de las comunidades. "Está previsto que en 2009 se apruebe el nuevo sistema", confirman en el ministerio.

El examen de la OCDE refleja que España suspende en el intento de reducir la brecha económica entre las regiones mediante "inversiones del Gobierno central". La institución recomienda "utilizar instrumentos más eficaces de reequilibrio como las políticas educativas". Pero España no lo hace, según el informe. Un portavoz de Economía justifica que "las competencias en educación están transferidas".

El economista jefe del organismo señala la importancia de afrontar reformas pendientes en el mercado laboral. Fuentes apuesta por flexibilizar el mercado de trabajo. "Las indemnizaciones de los contratos indefinidos son muy altas. Debería existir un contrato único que ocupe el espacio entre los temporales y los indefinidos", apunta por teléfono el experto. Y España tampoco cumple.

Entre las medidas de política fiscal señaladas por la OCDE y no atendidas por España está "limitar gasto en relación al valor potencial del PIB para evitar políticas procíclicas". Economía argumenta que el gasto público es cada vez más productivo, para apoyar las inversiones en Innovación y Desarrollo (I+D), infraestructuras o Educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 2008