Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El español gana hablantes y ahora busca prestigio

El Cervantes lanza una enciclopedia que analiza la buena salud de la cultura hispana en Estados Unidos

El español ha ganado la batalla de la cantidad en Estados Unidos, pero todavía no puede afirmarse que haya ganado la guerra del prestigio. Hay 45 millones de latinos en Estados Unidos -el segundo país del mundo con más hispanohablantes después de México hoy, y previsiblemente el primero en 2050-, pero las dos únicas librerías de español que había en Nueva York han echado el cerrojo.

" Antes tenían prisa por asimilar la cultura dominante, ahora se reafirman"

Las dos únicas librerías de español de Nueva York han cerrado el negocio

Es una de las contradicciones en las que se debate el español al norte del río Grande, según el director del Instituto Cervantes en Nueva York, Eduardo Lago. Se expande de forma imparable, pero todavía carece de un hueco propio en ámbitos de prestigio. "Por desgracia, el lugar cultural del español no tiene nada que ver con la estadística", lamentó ayer el escritor Antonio Muñoz Molina, durante la presentación de la Enciclopedia del español en los Estados Unidos, impulsada por el Instituto Cervantes y editada por Santillana.

De ese déficit de prestigio, en opinión de Muñoz Molina, son en parte responsables instituciones y empresas. Y dio un ejemplo: el canal internacional de TVE. "¿Todo lo que tenemos que ofrecer al mundo es Cine de barrio? Si una persona cultivada que está aprendiendo español ve TVE y otros canales se muere de vergüenza", recriminó.

La voz crítica de Muñoz Molina, que precedió a Lago en la dirección del Instituto Cervantes en Nueva York, tuvo el contrapunto positivo de Humberto López Morales, el profesor que ha coordinado la obra. "Yo sí creo en las estadísticas. No se trata de comparar Estados Unidos con Colombia o Argentina, sino con Estados Unidos hace 20 o 40 años. El grupo de origen son inmigrantes que llegan a un país donde se habla una lengua que no es la suya y hay un ambiente adverso, raro y desconocido", defendió.

En cuatro décadas, la situación de los hispanos ha mejorado sensiblemente. Y, con ellos, la de su lengua materna. "Lo hispano está de moda, pero además de entusiasmo por las raíces también está el factor económico", indicó Humberto López, que citó como un indicador notable que se prime salarialmente a quienes dominan inglés y español.

La enciclopedia (1.200 páginas, 80 artículos, 40 expertos) ofrece un análisis de la situación actual de la lengua y la cultura hispana en Estados Unidos. Pero también mira hacia el pasado -la primera incursión fue de Ponce de León en 1513- y otea el futuro, con las proyecciones demográficas que permiten vislumbrar una explosión de la lengua. Y un desplazamiento del centro de gravedad del español hacia Estados Unidos que, según Eduardo Lago, cristalizará "en una nueva variedad".

Lago se sitúa a mitad de camino entre el optimismo militante de López Morales y el examen crítico de Muñoz Molina. Huye del triunfalismo, pero también hace hincapié en las nuevas tendencias que observa en el uso del español. "Antes los hispanos tenían mucha prisa por asimilar la cultura dominante, pero el español se ha convertido en un fenómeno de resistencia y afirmación", indicó ayer durante la presentación en el Instituto Cervantes, donde se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Ramiro Fonte, poeta y director de la sede de Lisboa.

A Eduardo Lago se le ocurrió poner en marcha la obra al comprobar que la Enciclopedia del español en el mundo dedicaba ocho páginas escasas a diseccionar la situación del idioma en Estados Unidos, a pesar de que el país cuenta ya con más hablantes que Colombia o España. En apenas 18 meses se gestó la nueva enciclopedia, que, según Emiliano Martínez, presidente del Grupo Santillana, será "una obra de muy largo recorrido". Martínez apuntó hacia un indicador positivo sobre la salud del español: seis millones de estudiantes del idioma. En la propia Enciclopedia se reflejan más cifras en la misma línea: el crecimiento constante de su estudio en las universidades frente al retroceso del francés o el ruso. Y, como guinda de lo que está a la vuelta de la esquina, Humberto López dio otro dato: las ventas de Harry Potter en español en Estados Unidos superaron las de toda América Latina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 2008