Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Radiografía de los nuevos hospitales

Mucho hormigón para pocas camas

Radiografía de los ocho nuevos hospitales, en los que, sobre todo, falta personal

Recibidores altos y espaciosos; pasillos despejados que ocultan tecnología punta. Aparcamiento, cafetería, peluquería. Todo huele a nuevo. No son hoteles, sino hospitales. Los ocho nuevos centros sanitarios que el Gobierno de Esperanza Aguirre ha abierto en los últimos 10 meses. Nada que ver con el tumulto de batas blancas, pacientes con gotero y gentes cariacontecidas que deambulan por los corredores de baldosas gastadas y corchos con proclamas sindicales de los hospitales públicos de siempre. Nada que ver con el trajín de los cuartos compartidos, las teles de monedas y los sillones desvencijados.

Los pacientes están contentos con las habitaciones individuales

Médicos y enfermeras repiten dos ideas: falta personal y material

A los hospitales nuevos acuden ya un millón y medio de madrileños. Ocho periodistas de EL PAÍS recorrieron esta semana los centros. Conversaron con médicos, enfermeros, celadores, pacientes, y sí, algunos de los sindicalistas con quienes el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, se enfrenta estos días en continuos tumultos. Salvo en un caso, médicos y enfermeros están pagados y dirigidos por la Consejería de Sanidad: el resto de los servicios (alimentación, suministro, lavandería) son privados y controlados por la constructora que los levantó. En Valdemoro, el jefe de todos es una compañía, Capio, la propietaria de la Fundación Jiménez Díaz, y la Comunidad paga por la atención a 150.000 personas.

La OMS cuestiona el modelo por "más costoso" y por desarrollarse "a expensas de la calidad".

Dentro de sus camas nuevas, de sus habitaciones individuales con televisión de plasma y sofá para el acompañante, los enfermos con los que conversó este periódico están, en general, contentos. Además, el hospital se ha acercado a su casa. Se acabó recorrer 50 kilómetros desde Aranjuez al 12 de Octubre. Aparentemente, que haya hasta 14 contratas distintas para gestionar la comida, la lavandería o los suministros (como en el caso de Aranjuez), no les incumbe.

Otra cosa es el personal. Es decir, los 4.438 médicos y enfermeros de los siete hospitales que no llegan ninguno de ellos a las 300 camas (y que tienen a los antiguos como hospitales de referencia) y los 613 del grande, el nuevo Puerta de Hierro. Con su nombre u ocultándolo, por temor a represalias (en ninguno hay comité de empresa, salvo en el Puerta de Hierro), médicos, enfermeras y celadores repiten un par de ideas: falta personal. Falta material.

Casos como que haya sólo un ginecólogo de guardia, como en el hospital de Arganda o en el del Henares. En Arganda todo salió bien en una cesárea con hemorragia porque los otros ginecólogos estaban allí. Otra cosa hubiera sido por la noche. En el del Henares, una mujer parió en un baño.

También lo dicen UGT, CC OO y la asociación Defensor del Paciente, que aseguran que no hay día sin queja de enfermos (sobre todo los del hospital de Vallecas o el Puerta de Hierro) que se sienten maltratados por esa escasez de personal. Los datos -aportados por sindicatos y recogidos de notas de prensa o documentos, pero no ofrecidos por la Comunidad- también sugieren que no ha crecido el personal. El gasto en ese capítulo entre 2007 y 2008, ya con los hospitales abiertos, sólo ha subido en un 4% real.

¿Hay ahora más camas que antes? ¿Solucionan los nuevos hospitales la saturación de las urgencias de los antiguos? Sanidad no contesta. UGT mantiene, que según datos de la propia consejería, abrir los nuevos hospitales implicaría cerrar 1.000 camas de los antiguos. La ganancia real es de 317. Mucho hormigón para tan pocas camas.

Las cifras

- En los ocho nuevos hospitales trabajan 4.438 médicos y enfermeros (datos de julio de 2008 de CC OO). La Comunidad no ha dado datos.

- Son 1.759 camas abiertas para más de 1,5 millones de personas.

- Entre 2007 y 2008 el gasto de personal de Sanidad ha crecido un 8,3%. De 2.933 millones de euros a 3.176. El IPC de 2007 fue 4,4% con lo que el incremento real para ocho nuevos centros es del 4%. El 90% de los trabajadores proviene de otros centros públicos, según UGT. La Comunidad no da cifras.

- Sanidad paga un canon anual de 158 millones por los hospitales a las constructoras. Todos los centros costaron 700 millones

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de octubre de 2008

Más información