Ziarreta reprocha al PNV su estrategia negociadora sobre los Presupuestos

Azkarraga: "Nuestros antecesores no dieron la vida por tres transferencias"

Eusko Alkartasuna (EA) sigue marcando su terreno frente a sus socios del PNV a seis meses de las elecciones autonómicas y en pleno debate sobre la propuesta de consulta soberanista tras su prohibición por el Tribunal Constitucional.

El presidente de EA, Unai Ziarreta, reprochó ayer a la dirección peneuvista su estrategia negociadora sobre el proyecto de cuentas del Gobierno central para 2009 al asegurar que no se pueden acordar "transferencias por Presupuestos".

EA aprovecha su Día del Partido para volver a reivindicar Lizarra

"Hay que mantener el timón", agregó en alusión a la defensa del derecho a decidir, una idea que mantendrán "hasta el final". Ziarreta se dirigió de esta manera en Llodio a los 1.200 asistentes al Alkartasun Eguna -su Día del Partido-, donde EA se esforzó en remarcar su perfil más independentista frente al PNV. El acto sirvió además para que sus dirigentes y simpatizantes firmasen el manifiesto en defensa de la consulta que promueven el tripartito y Aralar, que fue suscrito en primer lugar por el ex lehendakari y ex líder del partido Carlos Garaikoetxea.

No fue su único reproche implícito al PNV. Ziarreta afirmó también que su partido no quiere "tener relaciones especiales con Iparralde o Navarra, sino ser un país como Alemania en Europa, desde la superación del nacionalismo acomodado, para llevar a este pueblo a la independencia".

Las críticas a la negociación del PNV con el PSOE fueron amplificados por el secretario general del partido y consejero de Justicia, Joseba Azkarraga. "Los que nos precedieron en esta lucha no dieron la vida por tres transferencias, sino por la independencia", remachó. Azkarraga alertó de las "graves consecuencias" de que Euskadi no tenga su propia soberanía. "Si tratan de imponer sus señas, banderas, habrá confrontación, democrática, pero confrontación".

Ziarreta volvió a reivindicar el Pacto de Lizarra, que, según dijo, define el reto de EA de conseguir "un movimiento por la soberanía de Euskal Herria, siempre que sea sólo por vías políticas". Tras referirse al doble atentado de ayer, apuntó que ETA es "el mejor aliado del PP y el PSOE" y uno de los "mayores obstáculos" para la independencia vasca. "Llevan años mintiéndonos cuando nos dijeron que por medios democráticos se podían conseguir todos los objetivos políticos. Si Zapatero fuera democrático, se sumaría a la propuesta de consulta", proclamó.

El presidente de EA insistió en la tesis de su partido de que promoverá la celebración de la consulta "hasta el final". "Lo hemos intentado de otras formas, por activa y por pasiva. Primero recibimos un portazo y luego dijeron no también a que sea la sociedad vasca la que diga por medio de los partidos como queremos que sea nuestro futuro. Pero ni así nos pararán", abundó.

El líder de EA reprochó que los opositores a la consulta lleven 30 años "incumpliendo" el Estatuto y puso como ejemplo las consideraciones de la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia sobre las transferencias de las políticas de investigación y desarrollo (I+D). "Y no pasa nada. ¿Quién nos defiende a nosotros de estos incumplimientos?", agregó Ziarreta.

Recordó que su formación nació hace 22 años para conseguir la independencia y "hay que trabajar mucho porque pasa el tiempo y la división administrativa se afianza".

Al Alkartasun Eguna acudieron dirigentes de otras formaciones nacionalistas como ERC y el BNG y hubo un recuerdo para los tres destacados militantes del partido fallecidos este año: Peio Irujo, Imanol Murua y Sabin Zubiri.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de septiembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50