Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los doctores en España rozan el pleno empleo

Sólo un 15% del total trabaja en empresas privadas

El esfuerzo al acabar la carrera para dar un paso más y obtener el último título, el doctorado, es una buena inversión en España, a la vista del panorama de salidas laborales obtenidas. Entre los doctores, hay prácticamente pleno empleo, con un 96,4% de ellos trabajando. Además, el tiempo para encontrar trabajo no es largo: unos seis meses para las mujeres y cuatro para los hombres. Un 70% del total desempeñan actividades de investigación y desarrollo. Éstos son los resultados de la primera encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre recursos humanos en ciencia y tecnología, centrada en los doctores, y presentada ayer.

Entre los menores de 35 años, obtienen el título más mujeres que hombres

Los responsables del Ministerio de Ciencia e Innovación se congratularon de estos datos, aunque los objetivos para mejorar son aún ambiciosos. Carlos Martínez, secretario de Estado de Investigación, recordó que el Gobierno tiene el objetivo de acabar la actual legislatura con 50.000 científicos más que ahora.

En el lado negativo de la balanza, Martínez situó la baja presencia de doctores en la empresa privada. Sólo el 15,7% de los doctores trabaja en el sector privado y, de ellos, sólo la mitad desempeña labores de I+D, dato chocante si se tiene en cuenta que en torno al 44% del total del gasto en I+D+i en España corresponde al sector privado. En las universidades trabajan el 44,4% de los doctores, y en la Administración pública, el 35%. Un 4,1% corresponde a empresas e instituciones privadas sin fines de lucro.

La encuesta se ha realizado sobre una muestra de 17.000 doctores de menos de 70 años que han obtenido esa titulación entre 1990 y 2006, representativa de un total de 83.000 personas con ese nivel de estudios, residentes en España y por comunidades autónomas, explicó Jaume García, director del INE. El objetivo de esta fotografía social es conocer la situación de los recursos humanos en ciencia y tecnología, necesaria para "diseñar políticas adecuadas", dijo. Encuestas de este tipo se realizan en países europeos y EE UU desde hace años.

En la distribución por sexos, pese a que hay más hombres que mujeres que hayan obtenido su título académico máximo (un 54,2%, frente a un 45,8%), la situación se invierte en el grupo de edad de menos de 35 años, donde la distribución favorece ligeramente a las mujeres. En cuanto a las especialidades, dominan las ciencias naturales, con un 29,5% del total de doctores. El 52,1% reside en las comunidades de Madrid, Cataluña y Andalucía.

Un factor importante para conocer la salud de una población investigadora es la movilidad, y en España, uno de cada cuatro doctores ha estado trabajando algún tiempo en otro país. "Es una movilidad razonable", dijo Martínez. Los motivos esenciales para estas estancias en el extranjero son académicos, de formación y laborales. En cuanto al regreso a España, son el incentivo académico y los motivos personales los que más tiran de los doctores hacia casa.

Las páginas semanales Futuro, de ciencia y tecnología, volverán a publicarse en septiembre

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008