Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez decidirá si los Presupuestos cumplen con las normas de igualdad

Denunciadas las cuentas del Estado por evitar el informe de impacto de género

Una norma de 2003, la Ley del Gobierno, obliga a redactar un informe de impacto de género para todos los proyectos de ley o reglamentos del Ejecutivo ante "la constatación de que decisiones políticas que, en principio, parecen no sexistas, pueden tener un diferente impacto en las mujeres y en los hombres". También la Ley de Igualdad incide en ello. Pero los Presupuestos Generales del Estado, denuncian las feministas, no cumplen con esa obligación. Ahora, la Audiencia Nacional decidirá sobre la ausencia o no del informe de impacto de género en las cuentas estatales para 2008. Varias organizaciones feministas han presentado un recurso que ha sido admitido a trámite. El juez que llevará el caso es José Luis Terrero Chacón.

La Ley de Igualdad, de 2007, recoge que los planes de relevancia económica, social, cultural y artística que pasen por el Consejo de Ministros deben tener el informe de género, aunque esta ley obligaba al Gobierno a desarrollar lo concerniente al impacto de género el año pasado, algo que no se ha hecho todavía. El informe de género es un documento que debe explicar y modificar en consecuencia, un presupuesto o una ley en función de la incidencia que tengan en la mejora de la igualdad entre hombres y mujeres. Es una de las medidas más promovidas por Naciones Unidas y fue uno de los acuerdos de la Conferencia de Pekín de 1995, ratificada por España.

¿Cómo inciden, por poner un ejemplo, las pensiones en la igualdad? Las pensiones no contributivas son las que menos suben de todas. Parece lógico: corresponden a las personas que no cotizaron lo suficiente, ha explicado la investigadora del Instituto de Estudios Fiscales María Pazos.

Pero la lógica desaparece, prosigue Pazos, cuando se conoce que el 82% de quienes reciben estas pensiones de 312 euros mensuales son mujeres. El sistema las penalizó en su día: no les dio estudios, no les permitió trabajar fuera, cuidaron a hijos y abuelos. Adiós cotización. Y el sistema las penaliza de nuevo con una paga ínfima. Varias organizaciones feministas preguntaron al Ministerio de Presidencia el porqué de la omisión del informe de género en los Presupuestos, pero su recurso de alzada no fue admitido, arguyendo defectos burocráticos de forma, sin entrar al fondo del asunto. Ahora, son tres las organizaciones feministas que han logrado que se pronuncie la Audiencia Nacional: Fórum de Política Feminista, Asociación Feminista Leonesa Flora Tristán y Asociación de Ayuda a Mujeres Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica, representadas por la abogada Consuelo Abril.

"Un informe de género detecta desigualdades con datos tangibles y es un filtro para corregirlas. Buenas intenciones y líderes por la igualdad ya hay muchos. Se necesita impacto de género en los Presupuestos", dice Begoña San José, del Fórum Feminista.

En el Ministerio de Economía se defienden diciendo que los Presupuestos son una norma muy especial donde cada centro elabora una memoria. "Por eso no hay un informe de impacto, sino que cada centro redacta el suyo", dice un portavoz. Una explicación parecida le dieron a la diputada convergente Mercé Pigem en el Congreso. Respondieron por escrito que la ley especial que regula los Presupuestos no está sujeta a la Ley de Gobierno. Pero en esa ocasión no dijeron que sí llevaban impacto de género, ni troceado ni entero.

Otra mirada a las cuentas en Andalucía

Andalucía fue pionera en incorporar la perspectiva de género antes de repartir el presupuesto. Ahora lo hace también a toro pasado, para ver si, una vez ejecutado, las desigualdades van reduciéndose.

De todo ello se encarga la vicepresidenta de Economía, Carmen Martínez Aguayo. "Se trata de aplicar una mirada nueva a las cuentas, que permita ver si tus gestiones contribuyen a la igualdad", explica. "Nos dimos cuenta de que en I+D+i se concedían ayudas a un 45% más de investigadores científicos que de investigadoras, cuando ellas, numéricamente representan un 25% más", añade. ¿Cómo es eso posible? Andalucía se hace esas preguntas para repartir sus 32.000 millones de euros. Sobre deporte, vieron que el 82% del federado es para hombres. Y están en ello.

Los últimos presupuestos contaban con 133 programas y el 25% de ellos se identificaron como motores del cambio hacia la igualdad, por ejemplo, los que tienen que ver con las políticas de apoyo a las familias, que favorecen el empleo femenino. Éstos se han llevado el 53% del dinero.

Dinero igualitario

Las feministas señalan seis partidas presupuestarias con incidencia en la igualdad

- Instituto de la Mujer. 43 millones para este organismo y la Secretaría de Igualdad.

- Pensiones. Las mujeres copan las no contributivas.

- Cuidadoras. 871 millones para las mujeres encargadas de ancianos y discapacitados.

- Violencia. El fondo para violencia de género recibe nueve millones.

- Divorcios. 10 millones para el fondo de alimentación de hijos de separados.

- Infantil. 100 millones para escuelas de cero a tres años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de junio de 2008

Más información