Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Paquito el chocolatero' es el rey

Cuatro pasodobles son las obras que más derechos generan por actuaciones en vivo en 2007, según la SGAE - Maná es el grupo más escuchado en la radio

Gustavo Pascual Falcó no ha participado en Operación Triunfo, ni da conciertos, ni tiene discográfica, ni siquiera sale en la televisión. Pero es el amo y señor de la música en vivo en España. Aunque lleve muerto más de cincuenta años y casi nadie lo conozca por su nombre y, menos aún, por su rostro, su obra cumbre suena mucho más que cualquier canción de Bisbal, Sabina o Alejandro Sanz.

No hay boda, bautizo, festejo popular o verbena que se precie en la que no se toque Paquito el chocolatero, el pasodoble que compuso este alicantino de Cocentaina y que durante los últimos seis años ha sido la canción que más derechos de autor ha generado por actuaciones en vivo, ejecutada por músicos, en España, según las cifras de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

'Hoy no me puedo levantar' y 'El método Grönholm', éxitos teatrales

'Piratas del Caribe' fue la película que más dinero ganó por los derechos

El pasodoble fue compuesto en 1937 para una fiesta de Moros y Cristianos en honor al cuñado de Gustavo, Francisco Pérez Molina, cuya familia se dedicaba a la fabricación de chocolate. La pieza, originalmente sin letra, volvió a ser el líder indiscutible como canción más ejecutada en directo, seguido de otros tres pasodobles (Viva el pasodoble, Islas Canarias y Amparito Roca). Sólo a partir del quinto lugar figura una pieza de otro género más actual que se interprete con asiduidad en festejos y otros saraos públicos. Se trata de Y nos dieron las diez, de Joaquín Sabina, y el Corazón partío, de Alejandro Sanz.

Aunque la SGAE no hace públicas las cantidades que reparte entre sus socios, el famoso pasodoble generó durante más de cuarenta años una lucha de la familia Pascual y de Consuelo Pérez, la viuda de Gonzalo -muerto en 1946 a la edad de 36 años- por recuperar los derechos de autor, un sueño que sólo pudo verse cumplido recientemente.

El panorama musical se moderniza cuando se refiere a las piezas más emitidas por la radio, donde el grupo Maná, con su canción Labios compartidos, lidera el ranking de derechos generados en 2007, seguida de Las de la intuición (Shakira), Resurrección (Amaral) y Me muero y me voy (Julieta Venegas).

El grupo mexicano encabezó también otras dos clasificaciones en 2007. Sus Labios compartidos fue la canción más pinchada en discotecas, bares y disco-pub, lugares en los que también triunfaron Paulina Rubio (Ni una sola palabra) El canto del loco (Besos) y Shakira (Hips don't lie).

Asimismo, Maná fue el que más dinero obtuvo por conciertos en 2007. Fito y Fitipaldis, Sabina y Serrat, The Rolling Stones, Rebelde, Bruce Springsteen, Luis Miguel, Alejandro Sanz y David Bisbal, fueron los que más rentabilizaron sus actuaciones en directo.

Las obras dramáticas que más derechos han generado para los socios de la SGAE en el año 2007 son: Hoy no me puedo levantar, de Nacho y José María Cano, un musical que desde abril de 2005 se representa con enorme éxito en Madrid, y El método Grönholm, de Jordi Galceran, que con producciones en Madrid y Barcelona se está representando desde 2003. Le siguen Las obras de ayer, de Les Luthiers, y el ballet de Sara Baras Sabores.

Uno de los datos más desalentadores ofrecido ayer por la SGAE es que las diez películas que más dinero en derechos (DVD, vídeo, emisión en televisión, etcétera) generaron fueran todas estadounidenses, encabezadas por la segunda parte de la saga de Piratas del Caribe. Le siguieron El código Da Vinci, Ice Age 2, Cars y Noche en el museo.

En 2007 la SGAE repartió 368 millones de euros por 682.327 obras (un 7,4% más que el año anterior), entre 31.626 autores y editores, según señaló el presidente del Consejo de Dirección de la entidad, Eduardo Bautista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de mayo de 2008