Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta alimentaria

Sanidad levanta la recomendación de no consumir aceite de girasol

El ministro Bernat Soria explicará en el Congreso la gestión de la alarma

El aceite de girasol que se encuentre hoy un comprador en las tiendas será seguro. Así lo comunicó anoche el Ministerio de Sanidad en una nota, en la que se afirma que no habrá ninguna partida de este producto que proceda de Ucrania, por lo que "ofrece todas las condiciones de calidad y seguridad para los ciudadanos".

"Las autoridades sanitarias y los responsables del sector han concluido satisfactoriamente durante el fin de semana el proceso de recogida de todo el aceite de girasol del mercado y la reposición con producto libre de sospecha. A partir de este momento, queda sin efecto la recomendación a la población de evitar el consumo de aceite de girasol", añade la nota.

Los consumidores insisten en que la crisis se manejó mal

La urgencia de la comunicación y la intempestiva hora a que se envió corresponden a la necesidad de cerrar cuanto antes una crisis que amenazaba a un sector importantísimo en el mercado español (cada año se consumen 310.000 toneladas en España).

En el comunicado no se resuelven, sin embargo, las principales dudas que han acompañado al manejo de esta crisis. No se aclaran las marcas implicadas, por lo que los consumidores que tengan botellas de aceite de girasol en su casa siguen sin saber si deben tomarlo o no.

Sanidad ha anunciado que el ministro Bernat Soria hará una doble comparecencia: una primera hoy mismo, ante la prensa, y otra posteriormente, en el Congreso.

Desde el lanzamiento de la alerta sanitaria los consumidores han tachado el comportamiento de Sanidad de "contradictorio, desorganizado y oscurantista en cuanto a datos". También el Partido Popular ha tildado las acciones del departamento de Soria de "políticas de desconcierto". "No se puede generar alarma un día y al siguiente pedir la calma", dijo ayer Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso.

El comunicado oficial llega después de que el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, asegurara que la partida de aceite contaminado "está controlada". Sin embargo, aún quedan muchos interrogantes que desentramar. El listado de marcas afectadas, el cómo llegaron a España y el cómo se detectaron aún no se ha hecho público. "Nos tienen que dar muchas explicaciones. Deben informar en cuanto tengan los análisis que confirmen las marcas afectadas. No estamos hablando de un producto de consumo ocasional. El aceite de girasol es algo habitual en todas las cestas de la compra", declaró ayer Fernando Moner, portavoz de la Confederación Española de Consumidores y Usuarios.

Será hoy cuando se dé a conocer el listado de marcas de aceite de girasol contaminado, según fuentes del Ministerio de Sanidad. "Aún no sabemos la totalidad de las marcas afectadas. Puede haber algunas que lo estén, por ejemplo, en una pequeñísima parte y todo eso tiene que quedar aclarado", manifestó un portavoz de la Aesan. Los últimos días Sanidad se ha reunido con las asociaciones de productores, envasadores e importadores de aceite de girasol para aclarar la situación. La Aesan también se reunió el sábado con los consumidores para exponerles el problema. "Hay contradicciones en su recomendación. Dicen que no hay riesgo pero que no tomemos, será que no saben con claridad qué marcas están afectadas y no tienen controlado el tema", dijo Ruben Sánchez de la asociación de consumidores Facua. Moner también criticó la manera de actuar de Sanidad al lanzar la "recomendación". "Los consumidores nos encontramos boquiabiertos. Nos dicen que no consumamos pero no obligan a dejar de venderlo ni a cesar de usarlo en la hostelería. Podrían haber dicho qué marcas son de producción española... ¿O es que se mezclan aceites y por eso no podemos estar seguros?", apuntó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de abril de 2008