Las farmacias de EE UU venden pruebas de paternidad

Tiritas, aspirinas, pasta de dientes... y una prueba de paternidad. Ésta bien podría ser la lista de la compra en cualquier farmacia norteamericana, después de que la empresa Identigene haya puesto a la venta exámenes de ADN que permiten saber al cliente quién es su verdadero padre, en caso de que exista duda. Se vende desde este mes en 30 Estados, y no se necesita receta médica para comprarlo.

La prueba cuesta 29 dólares (unos 18 euros). Después, el procedimiento consiste en recoger muestras de saliva del hijo o la hija y del padre y, si es posible, también de la madre biológica. Por último, es necesario enviarlas al laboratorio de la empresa Identigene, que, por 119 dólares (75 euros), hace el análisis exhaustivo. La prueba de ADN analiza 15 marcadores genéticos, lo que, según el médico Sanjay Gupta, es "muy fiable", hasta en un 99%. Los resultados le llegan al cliente entre tres y cinco días hábiles después, por correo, teléfono o e-mail.

La venta de la prueba se ensayaba desde el pasado noviembre en un plan piloto en California, Washington y Oregón. "La demanda ha sido muy fuerte", dice Identigene en un comunicado. El perfil del comprador es el de una madre que quiere saber la identidad del padre de su hijo o personas adultas separadas de sus progenitores en la niñez. El 60% de los compradores son mujeres. El 30% lo adquiere para una tercera persona, según las encuestas de la empresa.

300.000 análisis al año

Cada año se practican en EE UU más de 300.000 pruebas de paternidad, según la Asociación Americana de Bancos de Sangre. Y, según la experta genetista de la Universidad de California en Los Ángeles Jeanette Papp, un 15% de los niños nacidos en el mundo desarrollado no son, en realidad, hijos de quien creen serlo. A la larga, el único Estado que no venderá este producto será Nueva York, donde es necesario contar con una orden judicial para obtener los resultados de un análisis de este tipo.

Asegura Doug Fogg, jefe de operaciones de la empresa que comercializa la prueba en las farmacias, que este tipo de análisis genético es el mismo que se utiliza en investigaciones policiales y forenses. Por unos 125 euros más, aseguran, su laboratorio puede hacer una prueba válida en un juicio.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS