Hacia Pekín 2008

La llama olímpica arde entre protestas

Los activistas boicotean el encendido de la antorcha para los Juegos de Pekín - El Gobierno tibetano en el exilio eleva a 140 los muertos por la represión china

La antorcha olímpica de los Juegos de Pekín 2008 quedó ayer encendida en Grecia en una tensa ceremonia celebrada bajo estrictas medidas de seguridad e interrumpida por activistas en protesta por la represión en Tíbet que, según el Gobierno tibetano en el exilio, ha dejado ya 140 muertos.

El millar de policías que mantenían ayer a raya a los grupos de manifestantes en la Antigua Olimpia no pudieron impedir que tres miembros de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), entre ellos su secretario general, Robert Ménard, se acercaran a la tribuna durante el discurso del representante chino de los Juegos, Lui Qi. Los activistas, que trataron de hacerse con el micrófono, llevaban una pancarta negra con los aros olímpicos formados por esposas y la leyenda: "Boicoteo al país que pisotea los derechos humanos".

Un policía chino muere durante unos disturbios en Sichuan
Más información
EE UU y Francia piden a China que abra la vía del diálogo
Sarkozy no cierra la puerta a un boicot a la ceremonia de apertura de los JJ OO en Pekín
La rebelión en el mundo tiene nuevas caras
Londres rechaza el boicot a los Juegos pero insta a China a dialogar con el Dalai Lama

El dispositivo de seguridad logró, tras breves instantes, controlar la situación, y llevó a los activistas a la comisaría. Mientras, las cámaras de televisión apuntaban para otro lado. En China no se emitieron imágenes del incidente, que el Gobierno griego condenó: "no tiene ninguna relación con el espíritu olímpico".

RSF recordó la represión en Tíbet y el apagón informativo sobre lo que pasa dentro de la región autónoma -de donde se ha expulsado a todos los periodistas internacionales- y aseguró que seguirá usando "todos los medios posibles para condenar las serias violaciones a las libertades básicas en China", donde hay unos 100 periodistas y "ciberdisidentes" prisioneros. Ayer mismo el disidente Yang Chunlin fue condenado a cinco años de cárcel por "incitar a la subversión" por sus críticas al régimen chino en Internet.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Antes de que RSF se atribuyera el boicoteo, la agencia oficial china, Xinhua, se había apresurado a culpar al Dalai Lama, líder espiritual tibetano. "La declaración del monje de apoyar los Juegos Olímpicos de Pekín ha sido una mentira. Sus seguidores han boicoteado la antorcha y recurrido a la fuerza en Lhasa y en todas partes", aseguró.

Tras el incidente, y que la ceremonia había comenzado una hora antes de lo previsto por riesgo de lluvia, todo continuó con normalidad. La actriz griega Maria Nafplitou, vestida como suma sacerdotisa, encendió la llama olímpica frente al templo de Hera y el pebetero que portaba Alexandros Nikolaidis, medallista griego en taekwondo. Mediante relevos, el fuego recorrerá Grecia durante los próximos seis días antes de ser entregada a los anfitriones de los Juegos Olímpicos.

China entonces llevará la antorcha a su capital, Pekín, de donde arrancará un viaje de cinco meses por 20 países. Está previsto que de Pekín salga una segunda antorcha que cruce Tíbet y suba después a la cima del monte Everest, lo que ha desatado la rabia de los grupos pro tibetanos, que lo consideran un insulto por la falta de libertades en la región.

"China está asesinando tibetanos. No merece organizar los Juegos", reclama el líder del movimiento de los ex prisioneros políticos de Tíbet, Ngawang Woebar. China ha declarado que se mantendrá alerta ante cualquier "alteración a la unidad nacional". Sin embargo, los disturbios prosiguen. Un policía chino murió hoy de madrugada en el enfrentamiento con un grupo de gente armada con palos y cuchillos en la provincia de Sichuan, informa Reuters citando a la agencia estatal china Xinhua.

Pese a todo, China no ceja en su intención de llevar la antorcha a Tíbet y al Everest, aunque lo hará "cuidándola estrictamente contra los disturbios y sabotajes de la camarilla del Dalai", según un alto oficial chino que el oficialista Diario de Tíbet cita sin nombre. Para ello, los dos campamentos base de entrada al Everest, por Tíbet y por Nepal, permanecerán cerrados y vigilados entre el 1 y el 10 de mayo. Tras la visita de diplomáticos chinos a Nepal, las autoridades de este país anunciaron que prohibirán cualquier ascenso desde su campamento base. Los medios nepaleses temen que la región deje de percibir "millones de dólares" por la falta de alpinistas. El 15 de marzo, tras la revuelta en Lhasa, siguieron una serie de levantamientos de los 20.000 exiliados tibetanos en Nepal, a los que la policía respondió con gases lacrimógenos, golpes y arrestos. El Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU en ese país ha denunciado que más de 400 detenciones llevadas a cabo desde entonces en Katmandú "son arbitrarias y violan el derecho a la manifestación pacífica".

Un manifestante protibetano es detenido durante el discurso del presidente del comité olímpico de China, Liu Qi, en la antigua Olimpia.
Un manifestante protibetano es detenido durante el discurso del presidente del comité olímpico de China, Liu Qi, en la antigua Olimpia.REUTERS
Dos activistas irrumpen en la ceremonia de encendido de la antorchaVídeo: CNN+

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS