Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Respuesta de la Embajada de Ecuador

He leído la información publicada en EL PAÍS el 12 de marzo, titulada Las FARC hallan refugio en Ecuador, de su corresponsal en Bogotá, en la cual se hacen afirmaciones tendenciosas que lesionan la dignidad de todo un país, representado por el presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Delgado. El Gobierno ecuatoriano ha visto con indignación y con sorpresa cómo el diario EL PAÍS recoge acusaciones temerarias que insinúan acuerdos con las FARC e infundadas aseveraciones que constituyen un deliberado intento por desviar la atención del hecho de la violación de la soberanía territorial ecuatoriana. Todo lo anterior desde un enfoque que carece de imparcialidad y que no recoge la versión ecuatoriana de los hechos, por lo que rechazo enérgicamente el contenido de dicha información.

Señor director, la opinión pública internacional rechazó de manera unánime, como lo demuestran las respectivas resoluciones del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos y del Grupo de Río, la violación flagrante de la soberanía de Ecuador, al haber penetrado en territorio ecuatoriano la fuerza pública colombiana, en un acto que no admite excusa de ninguna naturaleza, y en evidente ultraje a normas y principios básicos del ordenamiento jurídico de la comunidad internacional, por lo que a Ecuador le asiste el legítimo derecho de reclamar con firmeza por los hechos acaecidos a fin de hacer respetar su integridad por las vías que considere necesarias.

No puedo dejar pasar esta oportunidad sin reiterar la vocación pacífica del pueblo ecuatoriano y la firme decisión de mi Gobierno de no involucrar a Ecuador en el conflicto interno colombiano, augurando, por supuesto, su pronta solución. Apelo a la trayectoria ética y al sentido de objetividad de EL PAÍS, a fin de que su diario dé cabida también a la información y a los argumentos que Ecuador ha esgrimido a la opinión pública internacional sobre esta grave crisis, en la que están involucrados dos pueblos hermanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de marzo de 2008