Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las nuevas facultades de Medicina desbordan la previsión de titulados

Tres centros públicos y seis privados quieren crear este año 920 nuevas plazas

Las nueve facultades nuevas de Medicina previstas en cuatro comunidades autónomas quieren crear al menos 920 plazas el próximo curso desbordando los planes del Ministerio de Educación, que prevé aumentar en 2.000 los puestos de Medicina, en toda España y, gradualmente, durante los próximos cinco años. Además, las nuevas facultades han encendido las alarmas tanto del Ministerio de Sanidad, que se opone a la creación indiscriminada de nuevos centros, como de la Organización Médica Colegial (OMC). "Antes que aumentar de forma indiscriminada el numerus clausus en las facultades de Medicina, es necesario un estudio de las necesidades de médicos. Necesidades puntuales de especialistas no justifican que se pueda afirmar que faltan médicos ni el aumento de un 40% en las plazas", afirma un portavoz de la OMC.

Sanidad y los colegios creen que el aumento no está justificado

El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, cree que la demanda de nuevos profesionales puede cubrirse con las facultades actuales, si amplían sus plazas, lo que es más barato que crear centros nuevos. Además, se evita dedicar médicos a enseñar en vez de a curar, lo que agravaría el déficit. [Martínez Olmos es el responsable del apartado sanitario del programa electoral del PSOE].

Además de las nueve facultades previstas, seis son privadas -ahora mismo sólo existen dos centros privados, en Navarra y en el CEU de Madrid-. Los decanos de las facultades de Medicina ya existentes han expresado sus dudas sobre la calidad de la enseñanza que puedan ofrecer. Además, distintos colectivos como la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública se han quejado de que muchos de estos centros vayan a utilizar hospitales públicos en su formación y porque, recuerdan, en las facultades públicas entran sólo los alumnos con mejores notas, pero en las privadas, sin notas de corte de por medio, acceden los estudiantes que pueden pagarlo.

Dos comunidades acaparan la petición de nuevas facultades: Madrid, con 580 plazas repartidas entre las universidades privadas de Alfonso X El Sabio, Europea, Francisco de Vitoria y la pública Rey Juan Carlos; Cataluña (220 plazas), con las públicas de Girona, Pompeu Fabra y la privada Internacional de Catalunya. Todas ellas, más las también privadas Católica de Valencia (120 plazas) y la Católica San Antonio de Murcia, han solicitado ya la aprobación de los planes de estudio para el próximo curso, informa Ignacio Zafra. Todas cuentan con el apoyo de los respectivos Ejecutivos autonómicos, menos, de momento, la de Murcia. Además, Andalucía proyecta otra más en Jaén, aunque no estará lista para el próximo curso.

En los años setenta se limitaron las plazas en las facultades de Medicina porque el sistema para formar especialiastas (MIR) no podía atendenderles. Pero desde hace tres cursos, ese límite se ha ido incrementando poco a poco hasta llegar a las actuales 5.000 plazas nuevas al año. La falta de médicos es una preocupación del ministro de Sanidad, Bernat Soria, no tanto en el presente como en el futuro. Según Soria, en 2015 habrá un "problema serio" con la jubilación anual de 7.000 médicos, cuando el sistema formativo (la facultad seguida del periodo de especialización MIR) sólo suministra 6.000.

El conflicto se escenificará previsiblemente en la reunión, el próximo mes de mayo, entre representantes del Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, cuando tengan que aprobar entre todas las plazas para el curso siguiente y cada una defienda su propio aumento, incluidas las facultades ya existentes (31 en toda España). Educación ha calculado la necesidad de ampliar en 2.000 las plazas en cinco años según un documento remitido por Sanidad. En función de esta cifra, este ministerio pidió a las comunidades que presentasen su plan para los próximos cinco años antes de que finalizase febrero. El director general de Universidades, Javier Vidal, ya explicó que la creación de nuevas facultades depende las comunidades, pero advirtió de que si alguna llega al encuentro con una propuesta que "supera el marco establecido, seguramente no se aceptará".

Al conflicto entre comunidades se añade una incertidumbre: todavía no hay un estudio real de las necesidades del sistema (Sanidad puso en marcha un registro de especialistas que no está terminado), según ha reconocido Martínez Olmos. El ministerio hizo un estudio, pero falta la aportación de las comunidades autónomas. "Hace cinco años nadie podía prever el aumento de población que ha habido en España", y, menos aún, la carrera por abrir nuevos centros sanitarios que, con Madrid a la cabeza, han emprendido los Ejecutivos autonómicos.

La Organización Médica Colegial, que tiene registrados más de 200.000 profesionales, apunta, sin embargo, que, de momento más que una falta de personal hay un mal reparto de los médicos. España es, por detrás de Grecia, Bélgica e Italia, el cuarto país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en proporción de facultativos por cada 100.000 habitantes. En 2006, esta relación era de 398,20. "Objetivamente, no hacen falta más médicos, lo que no quita para que sea verdad que faltan en algunos sitios y en algunas especialidades", ha dicho el secretario de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 2008