_
_
_
_
La inspiración de una generación

Homenaje al "inductor de la amistad y el surrealismo"

El mundo de la cultura coincidió ayer en valorar la trayectoria vital e intelectual de Pepín Bello, símbolo de una etapa dorada de la escritura, el arte y el pensamiento. "El inductor de la amistad y el surrealismo", como le han definido, "el inspirador" y "clarificador" de su generación consiguió en su último día reunir de nuevo a los amigos.

- Víctor García de la Concha. El director de la Real Academia Española (RAE) resaltó en Pepín Bello "todo ese testimonio de complementación y clarificación de la imagen del grupo". Y recordó que "a pesar de haber sido coprotagonista con ellos de toda la aventura de renovación, Bello se convirtió con los años en una figura clave para facilitar muchos datos y permitir reconstruir mejor todo aquel proyecto intelectual y estético".

Más información
El 27 pierde la memoria

- Carmen Caffarel. La directora del Instituto Cervantes afirmó que el fallecido era "la memoria oral de la Edad de Plata y de la gran cultura española del siglo XX". Un hombre generoso, indicó Caffarel, "que ayudó a los miembros de su generación con imaginación, talento y humildad".

- Alicia Gómez-Navarro. La directora de la Residencia de Estudiantes, epicentro de la vida de Bello, señaló que fue el "inductor" del primer surrealismo madrileño y también de la amistad. "No quiso nunca figurar y fue muy amigo de sus amigos. Él fue el autor de muchas imágenes surrealistas que luego elaboraron otros", añadió.

- César Antonio Molina. El ministro de Cultura calificó a Pepín Bello como "el último testigo de la Generación del 27". En un comunicado señaló: "Perdemos la que ha sido memoria viva de una época de fructífera creación".

- Mercedes Cabrera. La ministra de Educación y Ciencia aseguró, después de visitar la capilla ardiente situada en el Tanatorio de la M-30: "Viendo su cara, uno se da cuenta de que disfrutó de una de las mejores generaciones intelectuales y culturales de nuestra historia". Y advirtió: "Todos creíamos que Pepín Bello no se iba a morir nunca".

- Laura García-Lorca. La sobrina de Lorca y directora del Consejo Rector del Consorcio del Centro Federico García Lorca de Granada subrayó la importancia de Bello, como punto de unión de Lorca, Buñuel y Dalí, para quienes "fue muy importante". "Ha sido un privilegio y un placer enorme poder tenerle cerca hasta su fallecimiento, al que ha llegado con gran lucidez, pese a su edad".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_