Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 proyectos necesarios para evitar el colapso económico de Cataluña

Mas y Montilla se acusan mutuamente de "vetar" inversiones del Estado

Paliar el déficit de inversión en infraestructuras en Cataluña costará 7.000 millones de euros. Este es el cálculo al que han llegado las 13 cámaras de comercio de Cataluña, a razón de una inversión superior a 1.000 millones anuales en los próximos siete años, en unos 25 proyectos que ayer presentaron como estratégicos para la economía, como la prolongación del Eix Transversal o la mejora de la red ferroviaria, entre otros.

Las reivindicaciones de mayor gasto del Estado ha sido una constante por parte del empresariado en los últimos años, pero hoy hay una novedad sobre la mesa: "Por primera vez vemos que el dinero está", señaló el presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, quien afirmó que el Estatuto autonómico "debe servir para aplicar ese déficit". En concreto, el Estatuto señala que el Estado debe destinar a Cataluña el 18,8% de sus inversiones totales en infraestructuras, en líneas con el peso catalán en el PIB estatal.

El cumplimiento de esta disposición debe plasmarse en los Presupuestos Generales del Estado para 2008, que se votan hoy en el Congreso tras el veto de CiU en el Senado. "Muchas inversiones dependen de los presupuestos generales y esperamos que mañana se aprueben", manifestó Valls, al ser preguntado por el uso partidista de las inversiones.

Y es que en el Parlament, el Gobierno y la oposición utilizaron las inversiones como arma arrojadiza al acusarse mutuamente de haber vetado inversiones para Cataluña en las negociaciones de los presupuestos. El presidente de CiU, Artur Mas, acusó al presidente de la Generalitat, José Montilla, de haber presionado al PSOE para que rechazara una enmienda de CiU que pedía 10 millones más para las Cercanías de Cataluña. "Aquí el único veto es el que ustedes, de acuerdo con el PP, presentaron en el Senado, que ha comportado que los presupuestos no se puedan enmendar en el Senado ni en el Congreso", respondió Montilla.

Pese a la negativa de Montilla, CiU publicitó ayer un correo electrónico enviado por el portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido, al senador Pere Macias que, según CiU, demuestra que existieron negociaciones en el Senado entre PSOE y CiU hasta que Montilla las abortó. El nombre del presidente de la Generalitat no aparece en ninguno de los documentos aportados por CiU.

Dentro del capítulo de infraestructuras, las relacionadas con la energía están al rojo vivo en Cataluña. Con polémicas como la de la interconexión eléctrica con Francia y los riesgos de apagones sobre la mesa, el Gobierno catalán ha reunido un grupo de expertos que colabore en la definición y acciones de gobierno. La Generalitat adaptará el plan de la Energía hasta 2015, aprobado en 2005, a los consejos de este comité de sabios.

El grupo analizará los distintos escenarios posibles en el futuro energético de Cataluña, y planteará las infraestructuras necesarias, pero no se pronunciará sobre obras concretas, como la línea de muy alta tensión (MAT) de Bescanó. Los expertos son Manuel Castells, Ramon Folch, Paulina Beato, Mariano Marzo, Jordi Wagensberg, José Antonio Garrido, Josep Enric Nebot y Domingo Jiménez, y elaborarán un documento definitivo a finales de 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de diciembre de 2007