Un 'peligroso' asteroide resulta ser artificial

El Centro de Planetas Menores lo confunde con la sonda 'Rosetta'

Un nuevo asteroide fue detectado hace unos días, suscitando alarma entre los expertos porque, dada su trayectoria, pasaría a tan sólo 5.600 kilómetros de la Tierra. El Centro de Planetas Menores (MPC), gestionado por el Smithsonian Astrophysical Observatory (EE UU), envió una notificación a observatorios de todo el mundo, como se hace siempre en estos casos, pidiendo un seguimiento del peligroso intruso. Incluso le puso nombre: 2007 VN84. La Royal Society británica estaba a punto de sacar un comunicado al respecto el lunes pasado, pero Denis Denisenko, del Instituto de Investigación Espacial IKI, en Moscú, identificó el nuevo asteroide: no se trata de un bólido natural sino de la nave espacial Rosetta, informa Space.com.

Rosetta es una sonda automática de la Agencia Europea del Espacio (ESA) que, efectivamente, se acercaba a la Tierra en una maniobra milimétricamente programada y anunciada para hacer lo que se denomina una maniobra gravitacional en la que tomar impulso girando alrededor de nuestro planeta para dirigirse a su objetivo: el cometa Churyumov-Gerasimenko.

La maniobra gravitacional es una práctica habitual en los viajes interplanetarios para acelerar las sondas espaciales y Rosetta cumplió ayer la suya perfectamente. Se acercó a poco más de 5.000 kilómetros, según informó la ESA. La sonda fue lanzada en marzo de 2004.

La confusión ha resultado bastante bochornosa para el MPC, que ayer sacó un comunicado quejándose de "la deplorable disponibilidad de información acerca de los objetos artificiales en órbita terrestre o solar". En el balance positivo, los expertos destacan la capacidad de detección de un objeto de diez metros, como Rosetta, acercándose a la Tierra.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS