Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INSTANTÁNEAS | 55º Festival de Cine de San Sebastián

Dos horas de maquillaje

- Demi Moore ya está en Donostia, acompañada de su corte pretoriana de maquilladores, peluqueros y estilistas. ¿Cuándo llegó? Ayer por la mañana. ¿A qué hora? Pero nadie la vio. Moore viene a promocionar Un plan brillante, el filme de Michael Radford que cierra la sesión oficial, y por contrato ha dejado las cosas claras: sólo trabajará dos horas. Para alguien que requiere dos horas y media de maquillaje y peluquería antes de realizar cualquier aparición pública, la jornada no le cunde: necesita más tiempo para la preparación que para la ejecución.

- A algunas estrellas del certamen les acompañan parejas más famosas aún si cabe. Estos días, acreditada como productora, Gloria Reuben ha paseado por San Sebastián junto a su chico, Christopher Zalla, el director de Padre nuestro. Reuben fue una de las protagonistas de la serie Urgencias, donde encarnó a la enfermera Jeanie Boulet durante cinco temporadas, hasta que dejó el culebrón médico justo cuando su personaje era el más popular para irse de gira como corista de Tina Turner. Su aspiración a completar una carrera musical -lógica en una artista como ella, hija de un actor de Broadway- no acabó de cuajar y Reuben ha vuelto al cine y a la tele.

- El otro famoso recién llegado es el italiano Roberto Benigni. Su mujer, la actriz y productora Nicoletta Braschi, es una de las integrantes del jurado oficial. Ambos han protagonizado títulos como Johnny Palillo, El hijo de la pantera rosa, La vida es bella, El tigre y la nieve o Pinocchio: si Roberto es el protagonista, Nicoletta es su amada. A Benigni, al contrario que Demi Moore, sí se le vio llegar por la mañana. Por supuesto se dejó fotografiar, y como entre en materia acabará besando a los niños donostiarras y declarará su amor por todo el mundo en otro de sus apasionados discursos. Veremos qué hace esta noche en la gala de clausura y entrega de premios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007