Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sarkozy, dispuesto a ir a la selva a liberar a los rehenes colombianos

Chávez asegura que el presidente francés, para salvar a la secuestrada Ingrid Betancourt, se suma a su iniciativa de negociar con la guerrilla

El presidente venezolano, Hugo Chávez, aseguró ayer que los presidentes de Francia, Nicolas Sarkozy, y de Bolivia, Evo Morales, están dispuestos a acompañarle a la selva a negociar con las FARC, y pidió a su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, que le permita reunirse con el líder de la guerrilla, Manuel Marulanda, alias Tirofijo, con el objetivo de intentar avanzar en la liberación de los secuestrados en manos de la guerrilla.

La reunión sería en territorio colombiano, en San Vicente del Caguán, y en ella participarían, además de Chávez, Sarkozy y Morales. "Piénselo bien, presidente Uribe, le pido autorización para que me permita ir allá a hablar con Marulanda. Yo sé que lo consideran un inconveniente, pero ese problema hay que matarlo por la cabeza, porque Marulanda no tiene teléfono", dijo Chávez durante un discurso difundido ayer por las televisiones y radios estatales.

Colombia ha dicho que un encuentro en el Caguán sería demasiado arriesgado para Chávez, por lo que ha recomendado descartar esa posibilidad. El propio Uribe volvió a decir ayer que no. Sin embargo, el mandatario venezolano ha hecho esta vez una solicitud concreta. "Mi amigo Uribe, lo que tiene que hacer es apartar a las Fuerzas Militares y yo voy al Caguán, con testigos internacionales como Sarkozy y Morales, que están dispuestos a venir a Colombia para hablar con las FARC", aseguró.

La eventual participación del presidente francés en las negociaciones con la guerrilla se debe a que una de las personalidades secuestradas que podría ser liberada es la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, quien también posee la nacionalidad francesa. Además de Betancourt, mediante la negociación podría lograrse la liberación de otros 44 rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC). El líder de la guerrilla le ha enviado una carta a Chávez en la que le propone el encuentro. "Uribe me pidió que participara en la solución de este problema. Ahora yo le pido a él que me permita ir al Caguán a reunirme con Marulanda", expresó. "Quiero ayudar en la búsqueda de una salida, pero para ser útil necesito la ayuda de los colombianos. Si el Gobierno y la guerrilla se mantienen inamovibles, ¿qué puedo hacer yo?".

Chávez precisó ayer que el encuentro duraría unas 12 horas y que si después de ese tiempo no se lograba un acuerdo, regresaría a Venezuela: "No voy a quedarme mucho tiempo allá".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de septiembre de 2007