Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un veterano de varias guerras

Los más allegados a Juan Echevarría Puig aseguraban ayer no estar en absoluto preocupados por las consecuencias que la investigación de Mutua Universal podrían tener para Echevarría, presidente de la entidad desde 2004. "No tiene ninguna responsabilidad ejecutiva en la mutua, aunque el cargo que ocupa no llega a ser honorífico, es solamente institucional, no participa en nada relacionado con la gestión", señalaron fuentes próximas al directivo.

A sus 82 años, Juan Echevarría ha resultado más conocido en los últimos tiempos por su condición de suegro del presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta, que por su historial empresarial y político. Un historial extenso en el primer caso y vinculado a la derecha más profunda en el segundo, con vinculaciones a una entidad falangista incluida.

Ocupó la presidencia de Nissan en España en los ochenta, de la eléctrica Fecsa (filial de Endesa en Cataluña) en los noventa y, posteriormente de la empresa de cable Menta hasta 2000. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le multó junto a dos de sus hijos con 32.000 euros por supuesto uso de información privilegiada en la compra de acciones de Endesa en 1996, a raíz de la OPA de la eléctrica sobre sus filiales de Sevilla y Cataluña. Seis años después, sin embargo, la Audencia Nacional anuló las sanciones por no juzgarlas conformes a derecho.

En el ruedo político, Echevarría formó parte de la primera Alianza Popular (AP) catalana en los setenta y en las elecciones autonómicas de 1980 formó parte de las listas de AP. Sus ideas, para muchos, chirrían con el perfil nacionalista de su yerno, Joan Laporta. Su hijo Alejandro Echevarría dimitió en 2005 como directivo del Barça por la polémica que originó su vinculación con la Fundación Francisco Franco. La semana de la crisis, Juan Echevarría canceló una conferencia organizada en la Plataforma 2003, Pro Memoria José Antonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 2007