Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La conservación del medio ambiente

7,3 millones de hectáreas destruidas

Las pérdidas de bosque son ingentes en África, América Latina y el sureste de Asia

La deforestación se está extendiendo esta década a un ritmo de unos 7,3 millones de hectáreas anuales. Dicho de otra manera, el planeta pierde cada año bosques por una superficie prácticamente equivalente a Castilla-La Mancha o poco inferior a Austria. Esta es la conclusión de la radiografía de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación sobre el estado de los bosques.

Es una foto con cada vez menos verde, con muchas sombras y algunas luces. Pero que se aclara algo: si ahora perdemos 7,3 millones de hectáreas, en los noventa perdíamos 8,8 millones. En Europa, América del Norte, Rusia y China, las superficies forestales se mantienen estables o incluso aumentan. En África, América Latina y en el sureste asiático, sin embargo, las pérdidas son ingentes.

El escenario es más sombrío si se estudia a fondo, según Félix Romero, responsable del sector de Bosques de WWF-Adena. "El informe considera la superficie forestal desde un punto de vista catastral. Pero ahí no está sólo el bosque maduro. También se contabilizan zonas quemadas, matorrales que crecen en cultivos abandonados... y no es lo mismo".

España aparece en el informe con una recuperación de superficie forestal anual de 296.000 hectáreas en esta década. "Esa cifra se debe a que en los últimos años se ha producido un fenómeno de abandono de los cultivos en muchas zonas. Esas tierras se contabilizan como forestales. Pero eso no significa que allí haya bosque. Si se enfocara sólo sobre la cobertura forestal madura, los resultados serían diferentes", apunta Romero, que pese a todo aprecia esfuerzos y mejoras en la gestión de los últimos años.

Incluso sin estas matizaciones, algunos datos son contundentes. Brasil pierde cada año selva equivalente a Cataluña. Indonesia pierde cada año una Navarra y un País Vasco. Y países como Nigeria o Togo se cargan el 3% o el 4% de sus bosques anualmente. En China, en cambio, cada año se recupera una superficie equivalente a Extremadura. Es el líder mundial en reforestación. Pero también hay que matizar. "Es verdad que están reforestando a un ritmo de vértigo. Pero también que las empresas chinas adquieren masivamente madera en América Latina, África y en Borneo. En muchos casos, sin contrastar que haya sido talada legalmente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de abril de 2007