Las televisiones mantienen su rechazo a invertir un 5% en cine

El sector audiovisual recibirá hoy la propuesta definitiva de Cultura

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, consiguió apaciguar la guerra en el cine, pero no acabar con la controversia. Las televisiones privadas alzaron ayer de nuevo la voz para desmentir a la ministra de Cultura, Carmen Calvo, que había hablado horas antes de "un gran pacto con todos" sobre la futura Ley del Cine. "Uteca no ha consensuado ningún anteproyecto (...) ni con ella ni con ninguna otra instancia del Ejecutivo. Uteca se comprometió anoche a estudiar la nueva propuesta que nos hará llegar Cultura. Eso es todo", aclaró la entidad que agrupa a las seis televisiones comerciales de ámbito nacional. El colectivo dejó claro que mantiene su rechazo a financiar el cine independiente, cualquiera que sea el porcentaje, por entender que un sector privado no puede estar obligado a invertir en otro.

"No es una ley de nadie, es una ley de todos, muy consensuada", dijo Calvo
Más información
Las televisiones privadas desmienten que haya acuerdo sobre la nueva ley del cine

La polémica arreció a cuenta de la intervención de Calvo en los desayunos informativos de Europa Press. La ministra, que realizó una defensa a ultranza de la diversidad cultural y los derechos de los autores, centró buena parte de su discurso, en parte condicionada por las preguntas, en el tema del día: la futura Ley del Cine, que llevará al Consejo de Ministros el próximo viernes. "No es una ley de nadie", le cortó al moderador cuando le planteaba una cuestión, "es una ley de todos los sectores. También de los exhibidores y distribuidores que hasta ahora nunca habían sido contemplados". La nueva propuesta del Gobierno, planteada la víspera por Fernández de la Vega y Calvo a representantes de los sectores afectados, contempla desgravaciones del 18% para los productores, protección para el personal técnico y el mantenimiento de la cuota de inversión cinematográfica exigida a las televisiones en un 5% frente al 6% previsto.

Pero para las televisiones no es suficiente. "Desde que en 1999 se impuso por ley este gravamen, el cine español no ha mejorado", aseguró Uteca. La obligación, además, ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo y puede ser declarada inconstitucional y contraria a los Tratados de la Unión Europea, recordó en su comunicado.

Las televisiones, que hoy recibirán por escrito como todo el sector la oferta definitiva del ministerio -hasta el jueves no se pronunciarán-, no son las únicas críticas con Calvo. También lo son los exhibidores, obligados a cumplir un 25% de cuota de pantalla de películas europeas. El director de la Federación de Cines de España (FECE), Rafael Albero, satisfecho como Uteca con la mediación de De la Vega, reconoció su "decepción" y confirmó que el sector la incumplirá a partir del 1 de abril. Con todo, Calvo no teme el "apagón" en las salas comerciales.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

El anteproyecto ha generado distintos niveles de descontento. En varios ámbitos. Los actores también están molestos porque la Unión de Actores no ha sido convocada a esta última ronda de contactos con el Gobierno, pese a haber presentado alegaciones a la le

y. Y la Asociación de Industrias Técnicas del Audiovisual Español (AITE) remitió ayer una carta a la vicepresidenta en la que pide una reunión para exponer sus reivindicaciones, según confirmó su representante, Gonzalo Martín. La primera: que se establezcan mecanismos para obligar a los productores a pagar una película en su totalidad. "Sería la garantía de un espacio industrial estable".

Los que sí salieron satisfechos de la reunión con De la Vega fueron los distribuidores de cine y vídeo agrupados en Fedicine. "Fue breve y cordial y permitió desbloquear una ley que no es un traje a medida de nadie, pero en el que podemos entrar todos", dijo su presidente, Luis Hernández.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS