Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Controversia política por el 'caso De Juana'

De Juana deja la huelga de hambre tras quedar en prisión atenuada por decisión del Gobierno

El preso Iñaki de Juana Chaos, condenado a tres años de cárcel por un delito de amenazas y otro de enaltecimiento del terrorismo, quedó ayer en prisión atenuada por decisión del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que asumió la propuesta aprobada el miércoles por mayoría en la Junta de Tratamiento de la cárcel de Aranjuez. La propuesta consiste en aplicar al recluso un tratamiento específico que le permitirá cumplir en su domicilio y bajo vigilancia telemática (a través de una pulsera, de un control de voz o telefónico) el año largo de cárcel que aún le queda.

El PP acusa al presidente Zapatero de humillar a las víctimas del terrorismo y de ceder al chantaje de los etarras

Rubalcaba: "Lo que diferencia a los terroristas de los demócratas es que a nosotros nos importa la vida"

El recluso sólo podrá salir de su domicilio previa autorización de la dirección de la cárcel

El juez de Vigilancia Penitenciaria avala la resolución y defiende el principio de humanidad en la aplicación de la ley

La decisión del Gobierno fue avalada por la Fiscalía y por el juez central de Vigilancia Penitenciaria, José Luis de Castro, que firmó un auto en el que constata "que se ha cumplido estrictamente la legalidad vigente". "Sin perjuicio del enorme rechazo social y jurídico que merecen determinados comportamientos", explica el juez en su resolución, "la aplicación al presente caso de las anteriores consideraciones supone la salvaguarda de un principio de humanidad que derive del cumplimiento de las previsiones contenidas en la propia legislación penitenciaria y que determinada la superioridad ética del Estado de derecho".

La medida excepcional -es la primera vez que se adopta en relación con un preso que voluntariamente optó por una huelga de hambre- persigue "atender al estado de salud del interno y procurar el tratamiento y la recuperación del mismo, así como la prevención en la aparición de secuelas".

Para lograr este objetivo, Interior decidió ayer trasladar al preso desde el hospital Doce de Octubre de Madrid hasta el hospital Donostia en San Sebastián. En cuanto el preso etarra puso el pie en el centro sanitario vasco anunció que abandonaba la huelga de hambre. El etarra fue recibido por cientos de simpatizantes abertzales que lo aclamaban al grito de "Iñaki askatu (libre)". Juan María Olano, portavoz de Askatasuna, afirmó que la decisión del Gobierno es un "logro" que "revaloriza la lucha" y demuestra que con ella "se consiguen objetivos".

El régimen aprobado para el preso es el que sigue:

- Durante su estancia en el hospital será controlado a diario por los servicios médicos de la cárcel de donde procede.

- Cuando reciba el alta, permanecerá en su domicilio con seguimiento telemático continuado.

- Las salidas de su domicilio deberán ser previamente autorizadas por los responsables de la cárcel de Aranjuez.

Rubalcaba asumió personalmente la decisión adoptada y recordó que está fundamentada en "razones legales y humanitarias". "Lo que nos diferencia de los terroristas es que a nosotros nos interesa la vida", explicó. Rubalcaba comunicó en la mañana de ayer a todos los grupos parlamentarios la medida que había adoptado. Sólo el PP se mostró contrario a la aplicación de la prisión atenuada para De Juana Chaos. El secretario general de este partido, Ángel Acebes, acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "humillar a las víctimas" y consideró que era "uno de los días más tristes de la democracia" por la "excarcelación" de De Juana. El líder del PP, Mariano Rajoy, exigió la comparecencia de Zapatero en el Congreso para explicar la medida. "Rajoy demuestra una gigantesca e inadmisible hipocresía porque él dio beneficios a centenares de etarras", le replicó el socialista Diego López Garrido.

Las asociaciones de víctimas censuraron la decisión del Gobierno y una de ellas, el Foro Ermua, realizó una concentración de protesta frente al Ministerio del Interior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007