Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALFREDO PÉREZ RUBALCABA | Ministro del Interior | Controversia política por el 'caso De Juana'

"Razones legales y humanas para evitar una muerte"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, adujo razones legales, humanitarias y de inteligencia política para decidir la prisión atenuada del recluso etarra Iñaki de Juana, que, tras 114 días de huelga de hambre, arriesgaba su fallecimiento. Rubalcaba, que asumió "personalmente" la decisión, ofreció al mediodía en el Congreso una rueda de prensa para explicarla.

- Situación actual de De Juana. Ha sido clasificado como preso de segundo grado, de modo que seguirá cumpliendo su año pendiente de condena en prisión atenuada por un delito de amenazas no terroristas y enaltecimiento del terrorismo. Rubalcaba precisó: "Va a seguir cumpliendo su condena en prisión atenuada que no es libertad condicional ni siquiera un tercer grado. En primer lugar, lo hará en un hospital del País Vasco para su tratamiento y, cuando ello fuera posible, en su domicilio hasta su total restablecimiento. Se le aplicarán medidas específicas de seguimiento y control".

"El Estado tiene que ser firme y a la vez inteligente. Este Estado es firme y está actuando de forma inteligente"

"El riesgo para la vida de De Juana es muy alto y el de que tenga secuelas permanentes es aún mayor"

- Razones legales. A De Juana se le ha aplicado el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, que permite un tratamiento flexible para casos especiales, como es el de este recluso con más de cien días de huelga de hambre, y que ha cumplido casi dos de los tres años de condena por un delito de amenazas no terroristas, impuesto por el Tribunal Supremo. La decisión de prisión atenuada fue adoptada por la Junta de Tratamiento de la prisión de Aranjuez y contó con la aprobación del juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, previo informe favorable del Ministerio Fiscal. Rubalcaba insistió en que De Juana "ya cumplió condena por los asesinatos cometidos" y que "si no le quedara algo más de un año por cumplir la condena por el delito de amenazas no terroristas, no habría tomado esta decisión". "La decisión es escrupulosamente legal", recalcó el ministro.

- Razones humanitarias. El ministro insistió en la conveniencia de la medida para "evitar el fallecimiento de De Juana y permitir, en la medida de lo posible, su recuperación". Tras referirse al informe médico, aseguró que el riesgo para la vida de De Juana "en el momento actual es muy alto" y el de que "tenga secuelas permanentes es aún mayor", pues "su situación es muy mala desde el punto de vista físico". Expresó su "convicción" de que, de no haber adoptado esta decisión, De Juana "hubiera fallecido en las próximas semanas".

- Inteligencia política. Rubalcaba admitió que era "perfectamente consciente" de que "muchos ciudadanos podrían pensar que De Juana no merece este tipo de tratamiento porque él no tuvo piedad de sus víctimas". Pero recalcó que "una de las diferencias entre los terroristas y los que no los somos es que a nosotros nos importa la vida, la de todas las personas, sean o no terroristas y en eso reside nuestra legitimidad moral". El ministro del Interior recalcó: "El Estado tiene que ser firme y a la vez inteligente, y este Estado es firme y está actuando de forma inteligente".

- Precedentes. Rubalcaba resaltó que las "razones humanitarias" alegadas para la aplicación de medidas penitenciarias más flexibles para de De Juana tienen precedentes en otra veintena de casos. "En muchos casos, con presos de ETA que tenían condenas muy superiores por delitos mucho más graves de los que se dan en este caso". No obstante, el caso de De Juana tiene la particularidad de que es la primera vez que se aplica a un preso de ETA en huelga de hambre.

- Apoyo de todos los partidos, excepto el PP. El ministro del Interior formalizó una ronda con todos los partidos antes de anunciar su decisión. Todos, menos el PP, apoyaron la medida de otorgar la "prisión atenuada" a De Juana. El portavoz del PNV, Josu Erkoreka, calificó la decisión de "impecablemente jurídica y muy acertada humanitariamente". El portavoz de CiU, Josep Antoni Duran, destacó la decisión para "evitar que De Juana se convierta en un mártir en su pequeño mundo". Agustí Cerdà, de ERC, calificó la medida de "valiente y arriesgada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007