Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La guerra que sobrevivió como literatura

Los expertos destacan el papel de los intelectuales en el conflicto español

Escritores, periodistas, cineastas, fotógrafos y todo tipo de artistas de primera fila llegaron a España entre 1936 y 1939 para relatar una guerra que, con el paso del tiempo, se ha convertido en literatura para la historia. Esta opinión ha marcado el hilo conductor de las jornadas organizadas por la Embajada de Francia y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que concluyeron ayer en Madrid con una mesa redonda sobre la movilización europea en torno al conflicto. Valentine Cunningham, profesor británico y autor de varios libros sobre el mundo de la cultura y la contienda española, manifestó que "la Guerra Civil fue la primera guerra total en la que los civiles formaban parte del frente, y por ello fue una gran época para artistas, escritores y reporteros que llenaron los hoteles de las ciudades españolas y fueron tratados como estrellas". En opinión de Cunningham, se trató de la primera guerra fotogénica, donde el impacto de las imágenes, como testimonio y como instrumento de propaganda, alcanzó una enorme trascendencia.

Michael Palmer, un experto en el análisis de las coberturas periodísticas de conflictos, señaló que las fotos realizadas entre 1936 y 1939 en los distintos frentes españoles recordaron muchos estereotipos y enfoques de la I Guerra Mundial, al tiempo que anunciaban la visión que la prensa iba a ofrecer de la II Guerra Mundial. El bombardeo de Gernika en abril de 1937 o la batalla de Teruel, en el invierno entre 1937 y 1938, reflejaron, según Palmer, que los medios de comunicación europeos se hallaban en plena transformación. "La prensa de información general, especialmente la francesa pero también la inglesa y la norteamericana", explicó Palmer, "envió a muchos periodistas a la guerra de España y los informadores cubrieron a fondo siempre los picos de interés de la contienda. No cabe olvidar tampoco la expansión de la radio en los años treinta, que convirtió este medio en una herramienta muy poderosa de información y en un instrumento de propaganda de primer orden. Junto a las innovaciones técnicas o de estilos periodísticos, destacó también una inclinación de la prensa europea hacia los reportajes sociales de España, las historias de interés humano, por encima de los análisis de fondo o de los artículos de opinión".

Los ponentes de la mesa redonda de ayer citaron los nombres de George Orwell, de Ernest Hemingway, de André Malraux, de Arthur Koestler, pero también recordaron a periodistas de todo el mundo que en ocasiones perdieron su vida en el campo de batalla para dar testimonio de la guerra. Tras el coloquio, el escritor Juan Goytisolo clausuró el seminario Los intelectuales franceses y europeos y la Guerra Civil española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 2006