Interpol se suma a la investigación de la muerte del ex espía Litvinenko

Interpol se ha sumado a las investigaciones sobre el envenenamiento del ex espía ruso Alexander Litvinenko, que se desarrollan en Reino Unido, Rusia y Alemania. El jefe de la oficina rusa del organismo internacional de policía, Timur Lakhonin, dijo ayer que la agencia ha comenzado a cooperar con las policías de los tres países, que han iniciado sus propias pesquisas. La tarea de Interpol será "el intercambio veloz de información" entre los mismos, según citó la agencia rusa de noticias Itar-Tass.

Por otra parte, la familia alemana expuesta a radiación de polonio 210, sustancia con la que fue envenenado Litvinenko, está fuera de peligro, explicó ayer Bernhard Leisner, director de la unidad de medicina nuclear del hospital de St. Georg de Hamburgo.

La ex mujer del empresario y ex miembro del KGB Dimitri Kovtun, la alemana Marina W., su actual pareja y sus dos hijos, de 1 y 3 años, "se encuentran bien de salud", y no presentan señales de radiación, aclaró Leisner. Kovtun se reunió con Litvinenko en Londres el 1 de noviembre, día en que éste fue envenenado. Antes pasó por Hamburgo procedente de Moscú.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS