Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La movida en 200 actos y tres meses

La Consejería de las Artes se vuelca en el movimiento artístico de los ochenta

"La movida madrileña ya es historia. No fue algo de pasotas y drogados, como algunos dicen. Fue un gran momento creativo hecho por una gente con una increíble capacidad de trabajo. Esta exposición lo demuestra". Así de categórica afirma Blanca Sánchez, artífice de una iniciativa, que es algo más que una exposición: es un viaje en el tiempo repartido en distintos espacios y escenarios, con más de 200 actos que se desarrollarán del 29 de noviembre a febrero de 2007.

Pedro Almodóvar, Alberto García-Alix, Ceesepe, Ouka Lele, El Hortelano, Sigfrido Martín Begué, Costus, Pérez-Mínguez, Antonio Alvarado, Iván Zulueta, Javier de Juan, Miguel Trillo, Carlos Berlanga, Manuel Piña, Alaska... Una lista interminable de nombres famosos y no tan famosos (muchos vivos, otros desaparecidos) que dejaron un poso de oxígeno en la capital y más allá.

El homenaje pondrá de relieve el talante multidisciplinar de los artistas

MÁS INFORMACIÓN

"Debería ponerse una placa en La Palma, 14, porque allí nació la movida", reclamó ayer el cantante y ahora pintor Fabio MacNamara (Paty Diphusa, según la imaginería literaria de Almodóvar). Se refería al lugar donde vivían los diseñadores-pintores Costus y donde surgieron miles de ideas, se rodaron películas, se hicieron canciones, guiones, libros y muchas más cosas.

La movida sobre la movida va del año 1977 a 1986, almendra central del poderío creativo de los protagonistas, según la responsable del proyecto, que empezó a gestar hace un año. Sánchez vivió en primera persona aquellos años de estallido creativo como profesional en galerías de arte (Vijande) y en los focos de actividad de los creadores.

"Blanca es la persona más adecuada para ser la comisaria de este homenaje", dice el consejero de Cultura y Deportes, Santiago Fisas, quien confiesa "la envidia que tenía desde Barcelona al ver lo que pasaba en Madrid". Ese reconocimiento a la movida madrileña le costará a la Comunidad de Madrid un gasto cercano a los cuatro millones de euros.

"Han sido un aperitivo", según Fisas, las exposiciones retrospectivas dedicadas a los fotógrafos Ouka Lele (en Alcalá, 31) y Alberto García-Alix (Fundación Canal). El epílogo lo pondrá un ciclo, Madrid.06, dedicado a mostrar el trabajo de creadores contemporáneos locales o residentes en Madrid y con la pregunta entre líneas ¿es posible otra movida?

Con respecto a la movida de los ochenta, la de la ebullición creativa y de la modernidad frente a la caspa predemocrática, la macroexposición destacará "no sólo la importancia de la labor de nombres famosos, sino también de quienes estuvieron detrás". Otro punto común a los protagonistas de la movida que se pondrá de relieve es su talante multidisciplinar, pues probaban todas las salsas artísticas y vitales: artes plásticas, fotografía, música, moda, diseño, cómic, cine, radio, televisión (con programas emblemáticos como La edad de oro o La bola de cristal)... Un voluminoso catálogo, que saldrá en diciembre, recogerá el testimonio.

Las obras más representativas de la movida (¡ya parte del siglo pasado!) podrán ser vistas por los espectadores del siglo XXI en espacios de la Comunidad de Madrid, como Alcalá, 31 (artes plásticas), el Canal de Isabel II (fotografía) y el Complejo El Águila (letras, moda, diseño gráfico e industrial y arquitectura).

La sala El Sol (superviviente de la época) acogerá actuaciones musicales de Antonio Vega, Jaime Urrutia, Siniestro Total, Aviador Dro o Glutamato Ye-Yé, entre otros. El Círculo de Bellas Artes acogerá debates y dará cobertura a la aportación cinematográfica, con la imprescindible de Almodóvar Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980) y básicas de Iván Zulueta (Arrebato), Trueba (Ópera prima) y Colomo (¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006