La academia CEAC, condenada por no precisar el autor de un libro

El 'padre' del curso de acceso a la universidad será indemnizado

El autor de los libros de texto para preparar el acceso a la universidad para alumnos mayores de 25 años ha ganado un juicio al centro de estudios a distancia CEAC, que usaba estos manuales sin citarle como autor de los mismos. CEAC, que pertenece al Grupo Planeta, deberá indemnizar a Antonio Díaz con 60.000 euros por daños morales y pagarle una parte proporcional por las ventas desde 1995 hasta ahora, puesto que los manuales se han seguido editando y vendiendo con mínimos cambios y sin precisar la autoría.

En la página web y en los libros que la famosa academia CEAC vende a sus alumnos para preparar el acceso a la universidad para mayores de 25 años aparece citado Antonio Díaz como experto en formación, entre los "colaboradores" que participan en la elaboración del citado material didáctico, pero no como autor del mismo. CEAC, incorporada en el Grupo Planeta desde 2002, fue creada en 1946 y es uno de los referentes en España en la formación a distancia de diferentes cursos para acceder al mercado laboral.

Antonio Díaz explotó por cuenta propia los manuales de los que es autor desde 1992 hasta 1995, cuando, aquejado de una grave enfermedad, contrató con CEAC la edición de los mismos, varios volúmenes bajo el título Educación General Básica. En aquel contrato se hacía referencia expresa a la autoría de los manuales.

Sin embargo, en enero de 1999, ojeando el libro, Díaz descubrió que ya no figuraba como autor sino solamente como colaborador. Falto de dinero y "arrastrando una penosa enfermedad" negoció con la empresa la cesión de los derechos por la explotación de la obra ("les pedí 40 millones de pesetas y me dieron seis") y pasa a convertirse sólo en colaborador. "Entonces estaba pasando un mal momento en la enfermedad y cogí lo que me dieron, pero firmé a sabiendas de que me estaban quitando un hijo", asegura Díaz.

'Perder la paternidad'

Ahora, una sentencia firme ha puesto las cosas en su sitio. El Tribunal entiende que ceder los derechos de edición o explotación no significa perder la paternidad sobre la obra y condena a CEAC a indemnizar a Díaz por daños morales con 60.000 euros. Y a pagarle una parte proporcional de las ventas desde 1995 hasta 2006. En la actualidad hay una denuncia sobre la empresa, que "aún no ha abonado esa cantidad", y un juzgado está investigando el caso. La academia, dice la sentencia, debe reconocer la condición de autor del demandante, algo que todavía no figura ni en el libro ni en la página web, donde sigue apareciendo como colaborador.

Antonio Díaz aportó al juicio el dictamen pericial firmado por un abogado de la Asociación Colegial de Escritores de España, que comparó la obra original en la que Díaz figuraba como autor y la que ahora se vende bajo otra autoría: "La estructura y contenidos de ambas obras son idénticos en un 99%", por tanto, afirma que, "sin lugar a dudas, las dos obras corresponden a una sola creación intelectual", y que. en consecuencia, se está produciendo una "usurpación parcial de autoría" y "los escasos párrafos modificados, suprimidos o añadidos suponen una vulneración del derecho a la integridad de la obra reconocido en la ley de propiedad intelectual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de octubre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50