Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kirchner recibe a los familiares del testigo clave desaparecido

Cumplidos ya 17 días de la desaparición de Jorge Julio López, de 77 años, testigo clave en la condena de un ex comisario de la dictadura militar de Argentina (1976-1983), su familia fue recibida la noche del martes por el presidente Néstor Kirchner.

La mujer del desaparecido, Irene, y sus hijos, Rubén y Gustavo, pidieron la audiencia para manifestar su preocupación por declaraciones de la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, que vinculó a su progenitor con la policía.

Rubén López confía en que su padre esté vivo, pero teme que se encuentre en estado de choque después de declarar ante la justicia sobre las torturas que sufrió a manos del ex director de Investigaciones de la policía bonaerense Miguel Etchecolatz, sentenciado a cadena perpetua.

La semana pasada, después de visitar a Kirchner por la desaparición de López, Bonafini dijo a la prensa que "no es un típico desaparecido" porque no fue un militante de la izquierda en los años setenta, y puso en duda el comportamiento que tuvo durante su detención entre 1976 y 1979. "Vive en un barrio de policías y su hermano es policía", le acusó.

Las declaraciones de Bonafini merecieron el inmediato repudio de las demás organizaciones de defensa de los derechos humanos y de partidos políticos opositores. Uno de los hijos de Julio López, Gustavo, dijo: "Está diciéndose más de una pavada sobre mi padre".

Julio López era militante peronista y fue secuestrado en 1976 por agentes de la dictadura bajo la sospecha de que pertenecía al grupo Montoneros, el brazo armado de izquierdas del peronismo.

Los López han visitado también al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá. Irene López y sus hijos le mostraron el lunes su irritación porque el gobernador había ordenado a la policía bonaerense que investigase a una persona cercana a la familia. "Sienten que ahora los investigan a ellos, en vez de ayudarlos", dijo un testigo del encuentro al periódico La Nación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de octubre de 2006