Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 30 muertos por beber aguardiente de caña adulterado en Nicaragua

La policía nicaragüense requisó ayer 47.893 litros de aguardiente de caña casero, después de que se elevara a 32 el número de muertos por beber esta bebida adulterada con metanol (alcohol de madera), en el departamento nicaragüense de León. Otras 280 personas permanecen ingresadas, 12 de ellas en la unidad de cuidados intensivos. En el hospital murieron 27 personas y otras cinco fallecieron en sus domicilios de León, una ciudad de 355.779 habitantes, a 90 kilómetros al oeste de Managua.

El envenenamiento por metanol comenzó hace una semana. Las víctimas fallecieron después de ingerir aguardiente de preparación artesanal, no filtrado, conocido como guaro lija o lijón, mezclado con metanol.

En Nicaragua es legal la venta de aguardientes caseros pero en León está prohibida la venta y el consumo de guaro lija.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de septiembre de 2006