Reportaje:

Convulsiones en las descargas musicales

EMI Publishing cede su catálogo a SpiralFrog para ofrecer sus canciones de forma gratuita

EMI Music Publishing, la mayor editora de composiciones musicales del mundo, cederá su catálogo a SpiralFrog, el servicio digital de descargas gratuitas legales dirigido a los usuarios de Estados Unidos y Canadá. El grupo también incluye al sello EMI Music, que ficha a los artistas.

Tras el acuerdo firmado ayer, se convierte en el segundo protagonista del sector que se suma al plan comercial de SpiralFrog, que pretende financiar la distribución digital de canciones y videoclips con ingresos publicitarios. La multinacional Universal, filial del grupo Vivendi, firmó un acuerdo similar el mes pasado en anticipación al lanzamiento del nuevo servicio a finales de año.

La entrada en escena de EMI Publishing redondea esa primera operación en tanto que SpiralFrog obtiene acceso no sólo al repertorio de los artistas de Universal sino también a los derechos de propiedad del millón largo de composiciones que controla la división editorial del grupo británico EMI. En el acuerdo anunciado ayer también se incluyen las letras del catálogo de la editora, que SpiralFrog pondrá a disposición de sus usuarios.

Más información

"Estamos contentos de asistir al lanzamiento de SpiralFrog. Es un concepto muy interesante que funde la publicidad con las descargas de música para volver a capturar la demanda del consumidor que ha sido secuestrada por la piratería digital", señaló ayer Roger Faxon, presidente de EMI Publishing. "Este acuerdo", añadió Robin Kent, ex publicista y motor de la nueva aventura en la Red, "representa una clara señal de que la industria musical reconoce el potencial de ingresos de un negocio basado en la publicidad".

Kent defiende la propuesta de libre y legal acceso a millones de canciones a través de SpiralFrog.com como una herramienta contra la piratería on line, más que una claudicación ante un enemigo aparentemente imbatible. "La percepción de la industria de qué constituye piratería no ha cambiado. Apoyando nuestro servicio, Universal y EMI Publishing nos están permitiendo mover el barómetro de la industria", señaló. SpiralFrog sigue negociando con el resto de las grandes discográficas y los operadores independientes para abrazarlos en un negocio que supuestamente permitirá grabar música en un soporte digital a cambio únicamente de ver anuncios.

Las incógnitas

Los nuevos socios no desvelaron los detalles del acuerdo. Según una portavoz de EMI Publishing, las descargas se aplicarán a todas las composiciones de la editora cuyos artistas controla Universal. "Tanto el catálogo de nuestro archivo como los nuevos artistas", dijo.

Sting, Nelly Furtado, Jay Z y Kayne West son algunos de los cantantes que han vendido los derechos de su repertorio a la editorial de EMI y están representados por Universal.

Quedan muchas preguntas en el aire. Aún no se sabe cómo se pagará a los artistas ni cómo se distribuirán los ingresos publicitarios entre el abanico de socios. Tampoco se ha confirmado si cada canción o disco, incluso las novedades, podrá bajarse permanentemente o en periodos de tiempo limitados. Más importante quizá es la incógnita de si una web tan especializada -SpiralFrog se dirige a jóvenes de 13 a 34 años- tendrá empuje para hacerse con las grandes campañas de los anunciantes.

Los estudios de mercado apuntan a una creciente migración desde la televisión a Internet. La Red está robando cuota de audiencia al televisor, principalmente entre la franja de adolescentes que quiere captar SpiralFrog. Pero aún es pronto para juzgar cuánta publicidad estará dispuesto a soportar ese mismo público para no pagar por sus temas favoritos. Ésta es probablemente la clave del éxito o fracaso del nuevo servicio legal de descargas musicales. Si el consumidor se harta de los anuncios buscará otra alternativa y con su huida de la prometedora web desencadenará también el abandono de los anunciantes.

Por otra parte, algunos expertos ven la propuesta de SpiralFrog como un retroceso en la campaña para educar a los adolescentes de que la música no es gratuita. Para Universal y EMI Publishing, la situación no ha cambiado y, según sus portavoces, el nuevo servicio de Internet es "una avenida más" para sacar partido comercial al repertorio de sus artistas.

La música del rapero Jay Z se podrá descargar gratis.
La música del rapero Jay Z se podrá descargar gratis.
Lily Allen logró un contrato tras dos millones de escuchas.
Lily Allen logró un contrato tras dos millones de escuchas.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción