Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 'boom' inmobiliario

España cuenta con 23,2 millones de viviendas, una por cada dos habitantes

El precio de los pisos de promoción libre sube otro 10,8%, mientras el del suelo cae un 0,4%

El parque de viviendas disponibles en España se elevó a 23.209.842 unidades al cierre de 2005, según datos del Ministerio de la Vivienda, lo que supone casi una vivienda por cada dos habitantes, un porcentaje que revela la dimensión del boom inmobiliario. Del total de pisos, el 68,5% son primeras residencias, y el resto, segunda vivienda. Los precios, mientras, siguen en aumento. En el segundo trimestre, el precio de la vivienda libre subió un 10,8% (un 10,6% incluida la protegida), lo cual supone una ligera desaceleración. Mientras, el precio del suelo bajó un 0,4%, por primera vez en año y medio.

El Ministerio de Vivienda ha salido al paso de la guerra de datos que el sector inmobiliario y el informe del Servicio de Estudios del BBVA han ofrecido en estos días con la divulgación exhaustiva de sus propias estadísticas sobre la situación del mercado de la vivienda, elaborado con datos de los Registradores de la Propiedad.

Según el director general de Arquitectura y Política de Vivienda, Rafael Pacheco, en los últimos cinco años (de 2001 a 2005) el parque de viviendas en España se ha incrementado en más de un 1,1 millones, hasta alcanzar las 23.209.842 unidades. En el terreno estadístico este crecimiento supone que existe una vivienda para cada dos personas, aunque la radiografía matemática no siempre refleje la realidad social.

Pacheco se comprometió a facilitar el flujo de estos datos regularmente, con la pretensión de combatir informes "de sectores interesados en inflar el déficit de demanda y el exceso de oferta", como el récord de 850.000 viviendas previstas para 2006, según datos recogidos por el BBVA de los visados efectuados por el colegio de Aparejadores. Pacheco coincide en esto con la Asociación de Promotores Inmobiliarios, y señala que esa astronómica cifra se debe a que el sector se ha precipitado para no tener que cumplir los requisitos del Código Técnico de Edificación que entra en vigor a finales de septiembre.

Desaceleración e IPC

En esta primera entrega sobre el número total de viviendas existentes en España, de los más de 23 millones existentes, las primeras viviendas suponen más de la mitad del parque (15,8 millones), 1,8 millones están alquiladas y 398.000 se encuentran cedidas.

En este flujo residencial de los últimos dos años, se han incorporado al mercado de alquiler 130.437 viviendas. El pasado año, el porcentaje de viviendas en alquiler fue del 11,83%, lo que supone un "incremento suave y mantenido con relación al pasado", según el Ministerio. Con todo, España continua siendo un paradigma mundial de la vivienda en propiedad ya que se mantiene en márgenes superiores al 81%.

Rafael Pacheco no comparte la advertencia del BBVA de que el crecimiento de la burbuja inmobiliaria puede conducir a un ajuste brusco. El servicio de estadística de Vivienda ofrece un diagnóstico diferente de la situación. A 30 de junio pasado el aumento de los precios se han desacelerado hasta un 10,6% interanual. Y si se compara con los precios del primer trimestre de 2004, cuando habían crecido hasta el 18,4%, la caída es de 7,6 puntos.

Con esta contabilidad, Vivienda pretende destacar no sólo la desaceleración, sino la convergencia entre la tasa de los precios de la vivienda con el índice del coste de la vida (IPC). "En el primer trimestre de 2004, el precio subía 8,4 veces el IPC; ahora lo hace 2,8 veces. Nuestro objetivo es acercarnos al IPC. Cuando se igualen, nos sentiremos satisfechos", afirmó Pacheco.

Por otra parte, el precio medio del metro cuadrado de la vivienda libre alcanza los 1.942,3 euros y el de la vivienda protegida, 995,6. El director de Política de Vivienda destacó que se ha registrado una suave disminución del precio, con relación al trimestre anterior en Extremadura, Baleares, Madrid y País Vasco. Pero los datos del propio Ministerio arrojan subidas relevantes del precio de la vivienda nueva, como el 37,6% anual en Lugo (la más alta de España); el 18,8% en Pontevedra y Córdoba; 17,3% en Ciudad Real, 16,4% en A Coruña ó 15,1% en Teruel.

Vivienda protegida

Los precios de la vivienda protegida han mantenido un ritmo menor de crecimiento. La media de variación interanual fue del 8,7%. Sin embargo, ese valor se ha visto ampliamente superado en ciudades como Almería (12,9%), Baleares (19,1%), Salamanca y Zamora (20,6%), Huesca (16%) A Coruña (14,2% o Pontevedra (18,8%).

En línea con la muestra de datos que apoyan la "desaceleración" de la burbuja inmobiliaria en la que insiste el ministerio, el valor del suelo -257,4 euros de media el metro cuadrado-, bajó un 0,4% al cierre de marzo, con relación al mismo periodo del año pasado.

Igualmente, las transacciones inmobiliarias registradas en el primer trimestre del año, valoradas en 4.187 millones de euros sobre una superficie de 18,9 millones de metros cuadrados, se redujeron en un 23,3% y 20,7%, respectivamente.

Esta avalancha de datos no conforma al PP. El portavoz parlamentario de este partido en materia de Vivienda, Pablo Motos, pidió ayer que el Ministerio revise su metodología para que "refleje la realidad". En declaraciones a Efe, Motos sostiene, que "Vivienda ha modificado la metodología para excluir datos de las viviendas más caras y por ello reflejan una evolución más moderada".

Sin conocer esta reacción del PP, Pacheco criticó la gestión de este partido en vivienda cuando gobernó porque al congelar el precio de las viviendas protegidas provocó su desaparición. Reconoció que persisten los problemas de accesibilidad a la vivienda, pero se mostró convencido de que con la Ley del Suelo se acotará la especulación y se abaratarán los precios.

Los que más compran

Además del parque nacional de viviendas, el Ministerio del ramo ofrece por primer vez estadísticas de la residencia del comprador y la ubicación de su adquisición. Los residentes en Cataluña son los que más viviendas han comprado en el primer trimestre de este año (más de 43.000). La mayoría de estas compras de viviendas se ciñeron al territorio catalán, pero también compraron en Madrid y Aragón.

Igualmente, Cataluña es un lugar preferente para los adquirientes de vivienda que residen en Andalucía, Aragón o las islas Baleares.

Los andaluces se inclinan por Cataluña, Madrid y el País Vasco. Los aragoneses por Cataluña y Madrid. Los vascos también compran en Madrid, Cantabria y la vecina Castilla y León.

La capital de España interesa a todos los compradores. Asturianos, castellano-manchegos y castellano-leoneses por este orden invierten preferentemente en viviendas madrileñas. Y en sentido inverso, los madrileños salen de compras a las provincias limítrofes y Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de julio de 2006

Más información