Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sociópolis plantea un nuevo tipo de ciudad para Valencia en un hábitat solidario

El barrio, proyectado por 18 arquitectos, responderá a los actuales formatos sociales

Sociópolis nació como un masterplan realizado por varios arquitectos para la Bienal de Valencia en 2003. El proyecto, dirigido por el arquitecto valenciano Vicente Guallart, proponía un nuevo tipo de barrio integrador que planteara nuevas tipologías de vivienda para los nuevos formatos sociales (jóvenes que viven solos o compartiendo pisos, personas mayores tuteladas, inmigrantes o familias monoparentales). La idea, redondeada y asumida por la Generalitat, será materializada en la pedanía La Torre, al sur de Valencia, sobre 350.000 metros cuadrados.

Dietmar Steneir, el director del Architekturzentrum de Viena, donde se expuso el proyecto antes de ser mostrado en el MOMA de Nueva York, destaca tres elementos singulares en Sociópolis: es un barrio diseñado con una intención única, puede conjugar el medio ambiente y la arquitectura de una manera avanzada y no romántica, y mantiene que la arquitectura es importante para construir barrios normales y no sólo para las cuestiones simbólicas.

Dentro de esos parámetros, y conservando las trazas agrícolas para generar un tipo de ciudad basado en el hortulus mediterráneo, el nuevo barrio albergará 2.800 viviendas protegidas (659 en régimen de alquiler) y 460 de renta libre. Además de Guallart, que ha proyectado una sugestiva torre para viviendas de alquiler para jóvenes, otros arquitectos, como Toyo Ito (con una residencia de ancianos que incorporará unas viviendas tuteladas para personas mayores), Willy Müller, Ábalos & Herreros, François Roche, MVRDV, Winy Maas, Duncan Lewis, Lourdes García Sogo o Eduardo Arroyo, entre otros, vestirán con sus proyectos este barrio, que persigue "viviendas excelentes frente a viviendas dignas".

Guallart sostiene que, a diferencia del siglo XX, en el que el urbanismo era el propio de la era industrial, el del siglo XXI tiene que responder a una nueva conciencia en relación con el entorno y el paisaje. "Sociópolis trata de compatibilizar el crecimiento de la ciudad y el respeto al medio ambiente", razona. El proyecto, según este planteamiento, desarrolló una propuesta urbana con zonas verdes no abstractas, a diferencia de lo que proponía Le Corbusier. "Sociópolis es un parque proyectado como una calle con actividad precisa, muy habitado y muy social", ilustra.

Su filosofía es fomentar la interacción social en una secuencia de espacios públicos determinados, que ofrecen actividades deportivas, agrícolas y culturales, a los que se vincula una red de equipamientos diversos. Asimismo, el nuevo barrio impulsará el uso de las nuevas tecnologías de la información aplicadas a la vivienda y al barrio para permitir que los vecinos puedan compartir recursos, crear redes y desarrollar una conciencia más allá del encuentro físico. En ese sentido, dispondrá de una red de fibra óptica para una Intranet del barrio.

En los últimos diez años la huerta de Valencia ha reducido su superficie en un 20%, lo que implicaría su desaparición en 50 años de mantener ese ritmo. El envejecimiento de la población agrícola y la formidable presión urbanística la sentencian. Varios urbanistas han alertado de que la ciudad sólo puede conservar su huerta convirtiendo su suelo rústico en urbano. Sociópolis, según Guallart, responde a ese planteamiento y además trata de recuperar la tradición de la ciudad con huertos, que definió a la Valencia del siglo XIX. La Consejería de Territorio y la Comunidad de Regantes de la Acequia de Favara han formado un consorcio para garantizarel mantenimiento de los huertos con cultivos ecológicos, así como su sostenibilidad y funcionalidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de mayo de 2006