José Saramago defiende la palabra frente a la imagen

El escritor portugués José Saramago (Azinhaga, 1922) defendió ayer en Sevilla la palabra frente a la imagen. "La imagen te enseña la situación. La palabra tiene que describirla, comprenderla y comunicarla. Y ésa es la gran magia de la palabra. Ninguna palabra es en sí poética. Lo que la hace poética es la palabra que está al lado", explicó el novelista portugués, que pronunció el pregón inaugural de la Feria del Libro de Sevilla. "Las imágenes que surgen en la televisión necesitarían muchas palabras para ser entendidas porque se puede manipular mucho más la imagen que la palabra", aseveró el premio Nobel de Literatura de 1998.

Saramago mostró su apoyo al libro en un siglo XXI en el que las nuevas tecnologías parecen arrinconar la palabra impresa. "Me resulta completamente imposible leer en una pantalla de ordenador. Lo lamento. Soy del tiempo del libro, del papel. Uno puede dejar caer una lágrima sobre la página. Es más difícil dejar caer una lágrima sobre un ordenador. Creo que el libro todavía va a durar", comentó el autor de Memorial del convento.

"Parece que el libro es la única cosa cara en la vida. No decimos que una entrada para un concierto de rock sea cara. La pagamos. El libro es caro, pero uno lo tiene en la estantería. El concierto de rock dura dos horas y se acabó. Tienes el recuerdo. O la grabación del concierto. Un libro lo tienes en la biblioteca. Lo lees cuando tienes distintas edades. Y es un libro distinto porque tú eres distinto", señaló Saramago.

El novelista portugués recordó a su abuelo, que antes de morir se despidió de los árboles de su huerto. "Me gustaría morir siendo plenamente consciente. Me parece una putada morirse cuando uno está durmiendo. Eso no se le hace a un ser humano. Me gustaría morirme siendo consciente de que me estoy muriendo y mirando a las personas que quiero", afirmó el novelista. "Yo voy tanto en avión que, a lo mejor, un día puede caerse. En resumen, todo se acaba", concluyó el autor de Ensayo sobre la ceguera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de mayo de 2006.

Lo más visto en...

Top 50