Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exceso de peso impide colocar tres esculturas en el nuevo Barajas

Fomento pagó más de un millón de euros por las 'damas' de Manuel Valdés

Son sólo tres damas, pero pesan mucho. Demasiado. Entre las tres superan los 8.000 kilos, lo que AENA, el ente público que gestiona los aeropuertos españoles, considera "un exceso". Por eso, las tres esculturas de Manuel Valdés que fueron adquiridas por el Ministerio de Fomento, durante la etapa del ministro Francisco Álvarez Cascos, para adornar la nueva terminal del aeropuerto de Barajas no podrán ser instaladas de momento. Iban a ser colocadas en el área de facturación, pero en esta zona el solado está preparado para soportar unos 500 kilos por metro cuadrado. Las esculturas superan los 900.

Las esculturas, cabezas de bronce que dialogan entre sí en una conversación poética ideada por Mario Vargas Llosa y grabada en ellas, pesan 2.700 kilos cada una. AENA estima que presionan unos 900 kilos por metro cuadrado. Los forjados de hormigón de los pisos de la terminal están pensados para soportar unos 500 kilos por metro. La solución, por tanto, pasa por construir una base más amplia para las esculturas y distribuir mejor su peso. De esta manera, se evita sobrecargar los forjados.

Pero hay otro problema: las tres deben estar juntas, lo que dificultaría el paso de los viajeros en la zona de facturación.

La compra de las esculturas estuvo rodeada de gran polémica, ya que Valdés trabajaba en exclusiva para la galería Marlborough, a la que en aquel tiempo también estaba vinculada la entonces novia del ministro Álvarez-Cascos, María Porto.

Por otra parte, ayer, primer día de puesta en marcha de la ampliación del aeropuerto, la pedanía de Belvis (que soportará niveles de ruido considerados excesivos) vivió sorprendentemente una jornada de tranquilidad: hubo menos ruido del habitual. Mientras, PP y PSOE se acusan mutuamente de la falta de metro en la terminal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de febrero de 2006