Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN | El debate llega al Congreso

Zapatero defenderá cambios profundos en el Estatuto por el interés general

El presidente tiene intención de precisar hoy en el Congreso su fórmula para definir a Cataluña

José Luis Rodríguez Zapatero propondrá hoy en el Congreso alternativas a los aspectos "inconstitucionales y que vulneren el interés general" del proyecto de Estatuto de Cataluña, y defenderá a su vez su tramitación en las Cortes como una necesidad democrática. También defenderá la España plural, el reconocimiento de las identidades y un mayor autogobierno de sus pueblos. El Parlamento debate la admisión a trámite del proyecto catalán, y Zapatero afronta una de sus intervenciones de mayor trascendencia en esta legislatura. Tendrá que definirse sobre una reforma que divide a la opinión pública.

Zapatero, que ha aprovechado el puente de Todos los Santos para redactar personalmente su intervención, se moverá en el filo de la navaja entre quienes le responsabilizan de impulsar una reforma estatutaria "inconstitucional de arriba abajo" y le exigen el rechazo de su admisión a trámite, como el PP; y quienes le reclaman que la modifique lo menos posible, como sus socios catalanes de ERC e ICV, a los que se añade CiU, que también respaldó el texto en el Parlamento de Cataluña.

El presidente adelantó el 12 de octubre su posición al señalar que el Estatuto quedará "limpio como una patena" de inconstitucionalidades en las Cortes, lo que reiterará hoy. El pasado fin de semana precisó los puntos del proyecto a los que afectará la limpieza: modelo de financiación, leyes orgánicas, unidad de mercado y bilateralidad entre Gobierno y Generalitat. Todos ellos, relacionados con el papel del Estado como garante de la cohesión territorial. Previsiblemente, también se definirá sobre qué expresión sustituirá a la denominación de Cataluña como "nación" que plantea el proyecto de nuevo Estatuto.

Zapatero aclarará que la modificación de algunos aspectos del proyecto no significa su renuncia a las reformas territoriales, anunciadas en el programa con que ganó las elecciones. Definirá su visión sobre la España plural, su pretensión de reconocer las identidades y aumentar el autogobierno de los pueblos de España, como parte de su programa de ampliación de las libertades.

El presidente pretende que el debate sirva para rebajar la preocupación social que ha suscitado el proyecto estatutario y confía en que los partidos catalanes -con cuyos líderes conversó la pasada semana- contribuyan a ello con sus intervenciones.

El debate servirá a Zapatero y a los líderes de todos los partidos para conocer su margen de maniobra en la negociación que se iniciará en febrero en la Comisión Constitucional del Congreso, que preside Alfonso Guerra. En el caso de los partidos catalanes, para conocer los límites de sus pretensiones; en el de Zapatero, para saber el nivel de cesión de las fuerzas catalanas; y en el del PP, para empezar a desvelar si participará o no, con la presentación de enmiendas, en el debate en la comisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de noviembre de 2005