Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN | El debate llega al Congreso

Los diputados catalanes definen a Cataluña como nación en el debate del Estatuto

Mas, De Madre y Carod Rovira abren en el Congreso el trámite parlamentario del nuevo Estatut catalán

Los tres diputados catalanes encargados de la defensa del proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña, Artur Mas (CiU), Manuela de Madre (PSC) y Josep Lluís Carod Rovira (ERC) han abierto hoy el debate parlamentario del texto. Los tres han destacado el amplio apoyo que obtuvo el proyecto en el Parlamento catalán, con casi el 90% de los votos y los tres han definido a Cataluña como nación. Luego, Mas ha pedido "sentido de Estado" a los diputados para que aprueben el Estatuto que "quiere Cataluña", Manuela de Madre ha reconocido que el proyecto es "mejorable" y ha pedido la "implicación responsable" del Congreso, mientras que Carod Rovira ha pedido al presidente "valentía" para cumplir sus promesas.

Ha sido Mas el que ha iniciado el debate parlamentario abriendo el turno de los promotores del Estatut (30 minutos repartidos entre los tres) y lo ha hecho con una llamada al "sentido de Estado" de los diputados para que no tengan miedo al debate sobre el texto, para que no lo tomen como una reforma de la Constitución y para que del debate salga aprobado el Estatuto que "quiere Cataluña". En un tono conciliador, Mas ha destacado que Cataluña viene a "dialogar" y que con el Estatuto "Cataluña ha hablado y ahora les toca hablar a ustedes".

Mas ha pedido a los diputados que afronten el debate del Estatut "sin miedo o recelo", pidiendo que no teman a que "España se reconozca plurinacional". Así, les ha reclamado "sentido de Estado con mayúsculas, sin politiquerías, con el mismo sentido de Estado que Cataluña ha practicado", sin decirle a la gente que el proyecto "rompe España porque esto es incierto e injusto". Ha señalado que se pedía que Cataluña dijera "a dónde quería ir". Pues bien, "Cataluña ha hablado. Ahora les toca hablar a ustedes".

Mas ha comenzado su intervención con una referencia a uno de los temas más controvertidos de la propuesta de nuevo Estatuto, la definición de Cataluña como nación. El líder nacionalista ha dicho que "Cataluña que se siente nación porque lo es" y "no se nos puede pedir que no seamos nosotros mismos". En todo caso, inmediatamente ha señalado que el Estatuto ha sido aprobado en Cataluña en paz, con el consenso de 90% de los diputados, que se ha hecho "democráticamente", con "voluntad de encaje constitucional". "¿Conocen mejor forma de hacerlo?", se ha preguntado. Según Mas, es el Estatuto que "propone y quiere Cataluña" y si se aprueba, el Parlamento "no se plegará a los nacionalistas, sino que atenderá las demandas de toda Cataluña".

También se ha referido a su encaje constitucional al subrayar que CiU siempre ha sido "defensora" de la Consitución y siempre han contribuido a la gobernabilidad de España "cuando se nos ha pedido". Por ello, en referencia al PP, ha dicho que su partido no acepta que se pueda usar la Constitución como escudo contra el Estatut ni menos como arma arrojadiza".

También se ha referido a otro de los puntos calientes del Estatut, el de la financiación. Ha defendido que el texto incluye un nuevo modelo de financiación porque "lo necesitamos para el progreso de la sociedad catalana". No obstante, ha destacado el espíritu solidario del Estatuto en esta materia, diciendo que "no da la espalda" a otras comunidades y que por ello, no se puede presentar a los representantes catalanes como "pedigüeños insolidarios". "La solidaridad deja de serlo cuando se pone en riesgo el propio progreso. Entonces se convierte en abuso", ha dicho.

Finalmente, ha destacado su voluntad de diálogo y de pacto, pero siempre defendiendo el nuevo Estatuto "en su integridad", porque sería un fracaso tanto no aprobar el Estatuto como aprobarlo desnaturalizado. También ha señalado su "respeto" a los que no están de acuerdo con el texto, incluyendo "a los que presentan un recurso al Constitucional", en referencia al PP.

Estatuto mejorable

Por su parte, la portavoz del PSC, Manuela de Madre, ha sido la única de los tres defensores del Estatuto que ha reconocido que el texto estatutario que viene de Cataluña "quizás sea mejorable y pueda precisarse", para lo que ha pedido la "implicación responsable" del Congreso, "para que sea de todos los españoles". De Madre ha dicho que el proyecto catalán "es y será necesario e inaplazable" y ha ofrecido "la mano tendida" para llegar a un acuerdo.

La diputada del PSC ha reconocido que llegar al acuerdo en Cataluña no fue "fácil, ni rápido, ni cómodo", por lo que debe valorarse más ese consenso, ya que los catalanes se han expresado de forma "potente y rotunda".

En su opinión, el Estatuto contribuirá a la modernización de Cataluña, reforzará "los intereses y lazos compartidos entre los españoles" y proporcionará un sistema de financiación "justo y transparente". Servirá también para "decir que somos una nación", aunque, a su juicio, sostener esta afirmación, no supone negar la nación española, sino que "enriquece España, nación de naciones", ya que "somos una nación que tiene un Estado, el español, que es también el nuestro".

Valiente frente a la amenaza

Finalmente, Carod Rovira, en nombre del ERC, ha asegurado que detrás de los representantes de los grupos parlamentarios catalanes que defienden el Estatuto en el Congreso se encuentra "una nación que no piensa dejar de serlo". Carod ha apelado al presidente del Gobierno a que sea "valiente frente a la amenaza y al miedo", "dignifique la política" y "cumpla la palabra dada". También ha advertido a los diputados: "Sean conscientes de que si ahora nos cierran esta puerta, ¿qué otra puerta dejarán abierta?"