La industria deja de generar 230.000 toneladas de residuos desde 2003

El plan de acuerdos voluntarios entre el Gobierno y la industria para limitar los impactos medioambientales ha reducido la generación de residuos en más de 230.000 toneladas en un plazo de dos años. La iniciativa ha supuesto la inversión de 29 millones de euros por parte de las casi 200 empresas participantes.

El Departamento de Medio Ambiente suscribió ayer el octavo acuerdo con un sector industrial, el de los tratamientos de superficies (fabricación de azulejos, por ejemplo), que se une a los ya vigentes con el cemento, siderurgia, químico, pasta y papel, fundición, gestores de residuos y vidrio, cal y cerámica. La consejera Esther Larrañaga aseguró que estos convenios han permitido valorizar (para su aprovechamiento como materia prima o combustible) hasta ahora cerca de un millón de toneladas de residuos. La finalidad de estos acuerdos es adaptarse a la directiva comunitaria de Prevención y Control Integrado de la Contaminación (IPPC, en sus siglas en inglés), que entrará en vigor en 2007 y afecta a las empresas susceptibles de producir mayores impactos ambientales. En Euskadi se encuentran en esta situación cerca de 300 compañías.

La consejera precisó que de las más de 230.000 toneladas de desechos no generados, casi 2.600 eran de residuos peligrosos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS